¿2 x 1 en Tamaulipas?

0
247

Luis Torre Aliyán

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Casi 1,300 trámites que tiene identificados la Secretaría de Economía, asfixian a las empresas: inhiben la creación de nuevas y además contribuyen para que las creadas no duren en el tiempo.

 Por esta razón, después de múltiples esfuerzos de algunos sectores de la sociedad, el Presidente de la República se comprometió a crear vía Decreto, el Acuerdo de Desregulación 2×1, cuyo objeto era muy simple: que por cada nueva norma que el gobierno imponga al empresariado, debía quitar dos regulaciones anteriores.

 Hay que reconocerlo y con la misma claridad con la que lo señalamos en sus infortunios: Peña cumplió oportunamente con tal compromiso. Ya firmó el Acuerdo. Por tanto, al día de hoy, cada que la autoridad federal tenga a bien crear una norma nueva en perjuicio de los costos administrativos de los negocios, tendrá que eliminar dos.

 Lo anterior es una excelente noticia, partiendo de la base de que necesitamos mayor competitividad, pues aunque es cierto que las principales causas de no figurar positivamente en ese rubro son la corrupción, la inseguridad y la política fiscal, también lo es, entre otros factores, el excesivo costo regulatorio para las empresas.

 Simplemente, de acuerdo a la última evaluación del INEGI, dejaron de operar el 22% de los establecimientos micro, pequeños y medianos del país derivado de ese asfixiamiento.

 Además, una medición del Banco Mundial, denominada “Doing Bussines”, reveló que en México se necesitan 7.8 trámites, alrededor de 8.4 días y cuesta casi el 18% del ingreso per cápita abrir un negocio, siendo que en Nueva Zelanda, país mejor posicionado en tal evaluación, se requiere un solo día, un solo trámite y 0.3% del ingreso per cápita para hacerlo.

 Le confieso que me siento raro diciéndolo, estimado lector, pero, bien por Peña. En Inglaterra hace más de 10 años se puso en práctica una política de desregulación y funcionó, Estados Unidos recién adoptó una medida similar. México no puede quedarse atrás.

 Resulta importante ahora, que Gobernador y Alcaldes se sumen al esfuerzo. Tienen facultad legal de acuerdo a lo que disponen los artículos 12 y 27 de la Ley para la Mejora Regulatoria en el Estado de Tamaulipas y sus Municipios. Ojalá también suscriban Acuerdo de Desregulación 2×1, caray, o más ambicioso aun: 2×0 ó 3×0. Porque si el compromiso es en esa tendencia, no tendrían por qué adherirse más normas a las ya existentes, en cambio sí, ir eliminando.

 Urge desregular. Disminuyendo normatividad automáticamente se mejora la competitividad: se propicia un mejor escenario para la apertura de nuevos negocios, y abona considerablemente a que los ya existentes duren en el tiempo.

 Para el Gobernador, tres pájaros de un tiro: consolidaría su congruencia en el compromiso que ha mostrado con la atracción de inversiones, daría un ejemplo más de política integral contra la inseguridad y, enviaría señal de sensibilidad a la iniciativa privada después de aquel incremento al impuesto sobre nómina que aprobó el Congreso.