Hacen en Matamoros simulacro nacional de emergencia química mayor

0
580

Por Redacción

Matamoros, Tamaulipas.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) coordinó el Simulacro Binacional México-Estados Unidos de Emergencia Química Mayor llevado a cabo en el Parque Industrial Cima en esta ciudad, que sumó la participación de 71 diversas empresas públicas y privadas.

En dicho evento, el titular de la Profepa Guillermo Haro Bélchez manifestó que en México el promedio de emergencias ambientales asociadas al manejo de sustancias químicas es de 693 cada año. En el 63% de los casos, apuntó, las afectaciones al suelo promedian 46 hectáreas impactadas al año.

Indicó que el simulacro binacional se realizó en el marco del Día Nacional de la Preparación y Respuesta a Emergencias Químicas 2017 (DINAPREQ) -una conmemoración instituida en nuestro país desde el año 2002-, y forma parte las celebraciones del vigésimo quinto aniversario de la creación de la Profepa.

 “Durante sus primeros cinco años de realización, la Profepa, en coordinación con los sectores público, privado y paraestatal ha realizado aproximadamente mil 740 simulacros y 443 eventos de capacitación, en los que han participado aproximadamente 250 mil personas”.

Indicó que la ocurrencia de emergencias químicas puede y debe prevenirse, y añadió que en el mundo existen alrededor de 100 millones de sustancias químicas registradas, y solo 340 mil están reguladas.

Apuntó que los estados del país que la Profepa ha identificado con el mayor número de sustancias peligrosas almacenadas son: Veracruz, México, Puebla, Tamaulipas, Jalisco, Hidalgo, Guanajuato, Nuevo León, Oaxaca, Chihuahua, Ciudad de México y Querétaro.

“De ahí la importancia de contar con herramientas para enfrentar de manera adecuada y oportuna esta clase de emergencias”, abundó el titular de la Profepa.

 Haro Bélchez añadió que simulacros especializados como éste permiten designar responsables, acciones y recursos para actuar coordinadamente, con el fin de controlar o mitigar las consecuencias causadas por un accidente.

Para ello, dijo que los trabajadores y técnicos que participan en esta clase de industria constituyen el primer eslabón en la cadena de las medidas inmediatas a aplicar, y que su actuación puede hacer la diferencia entre un incidente, un accidente o un desastre ambiental.

El procurador Haro Bélchez dijo que los resultados obtenidos por el DINAPREQ, a celebrarse oficialmente este viernes 14 de julio, han sido tan relevantes que han tenido eco en países como Costa Rica y Panamá.

El Simulacro Binacional  de Emergencia Química Mayor en Matamoros contó con la participación de más de 700 personas de 71 empresas especializadas del sector público y privado en la entidad.

En este caso se supervisó la simulación de una fuga de gas cloro, provocada por la colisión de dos vehículos, uno de los cuales transportaba dos tanques de una tonelada de gas cloro en cada uno.

La emergencia química generó la movilización de las unidades de respuesta locales, quienes al realizar la evaluación preliminar del incidente y la modelación del mismo, determinaron activar el mecanismo de notificación binacional del Plan Local de las Ciudades Hermanas, así como del Plan Conjunto de Contingencias y Emergencias México-Estados Unidos (PCC), a nivel local y federal, respectivamente.

Durante el ejercicio resultaron “afectadas” 5 personas  que fueron trasladas para su atención a diferentes hospitales de esta ciudad fronteriza, y como medida preventiva se realizó la evacuación de 400 personas de 3 empresas.

La emergencia se declaró concluida una vez que el comandante del incidente determinó la ausencia de riesgos para la población y el ambiente.