Sueños húmedos

0
248

Max Ávila

* El autor es Premio Nacional de Periodismo 2016.

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Para fortuna el PRI no tiene la más remota posibilidad de conservar el poder federal de otra forma la administración pública estaría condenada a seguir transcurriendo por la alcantarilla moral, al menos un sexenio más. Usted dirá que la clase política incrustada en la mayoría de los partidos no está como para mostrar un rostro limpio y confiable y tiene razón, pero de que en el tricolor cualquier exceso de corrupción e impunidad se quedó corto, eso-que-ni-que. Y ni modo que sea invento. El asunto es que estamos en la posibilidad de cambiar las cosas el próximo año y el deseo es que sea para bien. En este sentido ventaja es que la tendencia electoral se incline a opciones acordes con la realidad y no con sueños guajiros producto de mentes ofuscadas, calenturientas y distantes del alma nacional. Y ni cómo negar que el interés del actual régimen y sus satélites es entregar la nación al mejor postor o a quien provoque más miedo, es el caso de Trump quien literalmente trae de la cola al gobierno mexica y no solo con presiones comerciales o migratorias sino con expedientes que dicen, son como “letras de cambio” con cargo a presunta corrupción de los más santificados políticos. Por ello a Trump le importa pura madre lo que se diga por estos andurriales. Recordéis que este gringo loco recién decidió construir un oleoducto que cruce la frontera para recibir con singular alegría y en forma permanente (y pue-que hasta gratuita o quizá como simbólico abono para la construcción del dichoso muro), ríos de combustible que hagan más placentera la existencia de los vecinitos. De manera que existe la decisión de cambiar lo cual significa la posibilidad de rescatar la república de manos de quienes la han empobrecido, explotado y expuesto a la venta de garaje más indigna de que se tenga memoria. Y viera que lo hacen como si no se tratara de un auténtico genocidio al entregar los recursos naturales a los buitres internacionales no solo perdiendo la soberanía en este aspecto sino también en el alimenticio porque ya dependemos de “convenios” externos donde nos venden lo que se les antoja, especialmente los sobrantes de productos de primera necesidad. Y peor nos irá con la revisión o desaparición del TLC porque otras aves de rapiña están listas para atacar a nuestra indefensa nación en complicidad con los de siempre. Y todo esto, señoras, señores, es producto ya sabemos de qué. De ahí que la permanencia del PRI en Palacio Nacional se haya vuelto insostenible. Por ello a la oligarquía ya no le importa destruir al país…y pareciera que les urge.

LA MODA TRICOLOR

En Tamaulipas toma vuelo la renovación de la dirigencia del PRI. Y en esta dinámica también se acrecientan las pugnas interiores por la sencilla razón de que algunos buscan acomodo ante el desempleo que cual viento huracanado golpea a la clase política local. Más que un asunto ideológico se trata de buscar refugio ante las difíciles e inesperadas circunstancias que tomó fuera de base a los grillos domésticos que buscan hasta debajo de las piedras nóminas donde firmar. Usted dirá que dentro de este ejército de desesperados podríamos encontrar excepciones. A lo mejor entre los afortunados que alcanzaron premios legislativos y otros que conservan su guardadito aunque maldiciendo a quien prometió que la felicidad sería eterna. Lo cierto es que la pugna alcanza límites grotescos por la pobreza de objetivos que no pasan de obtener una elemental franquicia que permita presumir importancia en tiempos de crisis. Y como evidencia de esta pobreza de objetivos está la ausencia de un proyecto político, social y económico para el estado. Como si no importara que la administración se encuentre en manos de los adversarios, como si lo ocurrido en la última elección significara clausurar la historia de un partido que bien o mal dirigió el destino de la entidad por incontables lustros. Usted disculpe pero como que los contendientes por la dirigencia tricolor no están a la altura de los tiempos. Y es que hace falta un proyecto partidista para el estado que rebase la mezquindad del poder por el poder mismo. ¿Cómo convencer si hay carencia de ideas e iniciativas que con seriedad pretendan el reposicionamiento del PRI y cuando ni siquiera han aprovechado las fallas en la esquina contraria?.

SUCEDE QUE

Faltaba el lado sensual en el caso de Javier Duarte, pero la PGR lo encontró en Dominga Xóchitl Tress presunta amante del ex gobernador veracruzano a la cual exhibe como otro más de los fenómenos mediáticos apropiados a la enajenación social. Ahora si la telenovela está completa incluido el juicio de divorcio iniciado por Karime Macías quien sigue convencida de que merece la abundancia en cualquier parte del mundo donde tenga a bien vivir. Ya poco importa lo que robó Duarte porque interesa más la historia íntima y familiar que pinta de color rosa esto que se va convirtiendo en un cuento de hadas.

 Y hasta la próxima.