Ayudarán católicos y cristianos a reconstruir tejido social de Tamaulipas

0
266

 

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En la reconstrucción del tejido social,  las parroquias de la Diócesis de Victoria se sumarán al gobierno de Tamaulipas en la promoción de acciones encaminadas a recuperar y promover los valores familiares, informó el obispo Antonio González Sánchez.

El dirigente católico se refirió al proyecto que el Gobierno del Estado propuso a diversos líderes de opinión y dependencias  de la localidad,  con el fin de hacer una alianza para  crear y establecer las condiciones adecuadas para lograr ambientes de convivencia pacífica en un estado que sigue muy golpeado por la violencia.

Por esta razón, funcionarios de la Secretaría de Bienestar Social (Sebien)  recurrieron al apoyo de los obispos para impulsar este proyecto a través del fortalecimiento de los valores que se han perdido en la sociedad.

De acuerdo con el obispo González Sánchez, el proyecto está muy firme pero admitió que aún falta afinar algunos detalles, como el hecho de ubicar un espacio físico para empezar a trabajar en el tema de valores porque, aclaró, no será dentro de los templos.

Coincidió con las autoridades estatales en el sentido de crear y propiciar las condiciones para frenar en gran medida uno de los problemas que más lastiman a la sociedad  tamaulipeca, como es la inseguridad, sobre todo en municipios como Reynosa, Ciudad Victoria y Matamoros.

“Es un proyecto que está firme; sé que también en su momento hablaron con los obispos de Matamoros, Nuevo Laredo y Tampico, pero aún no se ha hecho nada. La cosa es que se supone que esas personas del gobierno  van a habar con cada párroco para ver en qué lugar físico de su parroquia les queda más cerca para iniciar, porque no será dentro de la iglesia; eso sería el siguiente paso”.

El obispo de la diócesis de Victoria dijo tener conocimiento de que también los funcionarios del gobierno estatal se acercaron a los representantes de la iglesia evangélica cristiana con el mismo propósito: convocarlos a trabajar en la recuperación del tejido social, que se encuentra dañado por la violencia y los constantes índices delictivos que se presentan.