Corrigen a tribunal local en pleito desigual contra maestra de Tamaulipas

0
235

Por David Zárate Cruz

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Tribunal de Conciliación y Arbitraje de los Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios (Tcatsem) no realizó un estudio exhaustivo de las pruebas aportadas por una maestra a fin de ser restituida en su trabajo en una escuela secundaria de Ocampo, ya que constantemente la han estado moviendo a otros municipios, por lo que mediante la ejecutoria 665/2016 magistrados federales otorgaron el amparo.

El magistrado José Mario Machorro Castillo, del Primer Tribunal Colegiado en Materias Penal y de Trabajo del Décimo Noveno Circuito, determinó que el Tcatsem no hace un estudio exhaustivo de las pruebas aportadas por la maestra para acreditar su defensa, la cual hizo constituir en que la actora sigue adscrita a la Escuela Secundaria Número 31 “Profesor Eduardo Martínez” en Ocampo, ya que el 24 de octubre de 2014 se dejó sin efecto el cambio de adscripción en la Escuela Técnica Número 25, de Gómez Farías.

El 27 de junio del 2016 se recibió en el Poder Judicial Federal en esta capital la demanda promovida por una maestra en contra del Tcatsem, por el Laudo de 10 de junio de 2016, dentro del expediente 812/2014, el cual consideró como violatorio de las garantías de seguridad jurídica y debido proceso, establecidas en los artículos 14 y 16 de la Constitución Federal.

En un principio la maestra demandó a la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET) ante el Tcatsem, reclamando la restitución en sus condiciones generales de trabajo en la Escuela Secundaria 28DST0031H, en el Municipio de Ocampo, Tamaulipas, ya que fue cambiada a diversas escuelas, entre ellas a la Escuela Técnica Agropecuaria “Eduardo Martínez” y al Centro Revolución Agropecuaria de Gómez Farías, cuando su adscripción está en la primera.

El Tribunal Laboral emitió el Laudo, absolviendo a la SET  de la restitución de la actora en sus condiciones generales de trabajo en la Escuela Secundaria Eduardo Martínez 28DST0031H, en Ocampo, así como de la aplicación del hecho notorio que se hace consistir en tener a la vista la Ley de Escalafón Inamovilidad, Seguro y Recompensas del Maestro, ante lo cual la afectada recurrió al juicio de amparo.

El magistrado José Mario Machorro Castillo, a quien correspondió estudiar el asunto, determinó que el Tcatsem omitió realizar un estudio exhaustivo de las pruebas aportadas por la SET, derivando en la emisión de un laudo incongruente, ya que no bastó que enumerara e hiciera el estudio de las pruebas rendidas, dado que si bien las autoridades no están obligadas a sujetarse a reglas para la apreciación de los medios de convicción, no están facultadas para concederles eficacia probatoria sin hacer razonamiento alguno.

Ante ello, propuso otorgar el amparo para que el Tcatsem deje insubsistente el laudo reclamado; emita uno nuevo, en el que analice de manera exhaustiva cada una de las pruebas aportadas por la parte demandada y hecho lo anterior, de manera fundada y motivada resuelva las acciones reclamadas en relación a las excepciones y defensas planteadas en la contestación.