Despacito

0
269

Óscar Jiménez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Todos los días nos sorprende la alcaldesa panista de Reynosa Maki Ortiz y esta vez fue bailando.

La sorpresa ahora fue porque en un evento suyo se puso a bailar al ritmo del hit internacional Despacito, esa que canta Luis Fonsi.

Bailó y bailó la señora presidenta. Incluso se aventó un “solito” con uno de los ciudadanos presentes. Mucho ritmo con aquello de que “tú eres el imán y yo soy el metal….”.

Y si hablamos de alcaldes fronterizos, pregunto si alguien me puede decir por qué este miércoles la alcaldía de Nuevo Laredo amaneció rodeada de marinos.

Muchos elementos de La Marina Armada de México custodiaron el edificio de la presidencia municipal donde despacha Enrique Rivas Cuellar.

Estaban armados y cuidaron la sede del poder municipal neolaredense. ¿Qué pasaría? ¿Acaso son los nuevos guardaespaldas de Enrique Rivas? La verdad no lo sé, pero eso llamó demasiado la atención de propios y extraños.

Y ya que hablamos de Nuevo Laredo, les digo que el que tuvo su fiesta es nada menos que Chano Guerra el amigo personal de Manlio Fabio Beltrones.

Fue en la Ciudad de México y estuvo en esa pequeñita reunión de festejo el ex precandidato a gobernador de Tamaulipas por el PRI Marco Antonio Bernal Gutiérrez, entre otros.

Chano Guerra además de ser amigo de Manlio Fabio es su abogado o notario o las dos cosas. Vaya pues, le presta sus servicios profesionales.

Por ello en el festejo no pudo faltar otro de los beltronistas de hueso colorado y ese es Marco Bernal, que por cierto ahora desea ser candidato priísta a senador en el 2018.

También hay que destacar que de acuerdo al Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) el nuevo sistema de justicia penal en nuestro país avanza en algunos estados a marchas forzadas.

Sin embargo vale decir que Tamaulipas tiene un alto nivel de implementación del nuevo sistema de justicia penal. Solo superado por Yucatán, Chihuahua, Nuevo León y Coahuila.

De tal modo que no vamos mal en este renglón, por lo que hay que reconocer al poder judicial de Tamaulipas su dedicación para aplicar el nuevo método de justicia.

También les cuento que el que ya se afila las uñas en el sur de Tamaulipas es nada menos que el ex presidente municipal de Altamira Pedro Carrillo Estrada.

Él dice que fue uno de los mecenas (¿sería con dinero de su bolsillo o público?) de Alejandro Guevara Cobos, diputado federal, que ahora quiere ser presidente del PRI Tamaulipas.

Es más, Pedro Carrillo apunta que Alejandro Guevara será en unos días más el presidente de los priístas tamaulipecos y que él regresará al ruedo electoral.

¡Imagínate! El PRI cavó su tumba ejerciendo el nepotismo, el favoritismo, el compadrazgo, la corrupción y ahora sale otra vez de su tumba política el dinosaurio Pedro Carrillo diciendo que ya fregó porque su amigo Alejandro Guevara Cobos será ungido como nuevo presidente del comité directivo estatal del tricolor en nuestra entidad.

Y para ser más claro, en Altamira, los amigos de Pedro Carrillo ya lo hacen candidato del PRI a la presidencia municipal para el 2018…una vez que se siente en la silla principal del priísmo tamaulipeco el diputado federal con licencia Alejandro Guevara Cobos. ¡Así o más corrupto el asunto!

MAQUIAVELITO

…Para Julión Álvarez lo importante era que las mujeres supiéramos barrer y trapear… ¡De la lavada (de dinero) él se encargaba! Ya entiendo. (Twitter)

osjinuf@gmail.com

Compartir
Artículo anteriorFuera de la jugada
Artículo siguienteMorir en miércoles