Pensando en México

0
183

Jorge Bladimir Joch González

       Cd. Victoria, Tamaulipas.-  No todos los políticos de cualquier partido piensan siempre en México antes que en sus intereses personales o de grupo, pero como siempre hay la excepción en la regla por fortuna hoy podemos escuchar voces con claridad de pensamiento.

   Cuando la atención está en la asamblea nacional del PRI porque podría representar una ruptura o sentar las bases para la elección del candidato presidencial, Manlio Fabio Beltrones, ex dirigente nacional, sorprende a propios y extraños al decir que no importa si en el 2018 gana Andrés Manuel López Obrador, porque lo que necesita el país es que gane alguien capacitado para gobernar.

   Porque dice el sonorense que muchos priistas están convencidos de la necesaria nueva gobernabilidad, y aunque a él le interesa que gane el PRI, si se logra ese objetivo poco importa si gana el PAN, el PRD, o el llamado Frente Opositor, porque habrá un presidente fuerte si quien gane tiene la capacidad de formar un gobierno de coalición.

   Manlio dijo que la 22 no es una asamblea para hacer un traje a la medida de nadie, sino para plantear lo que el PRI quiere ser en el futuro, aunque dejó claro que el futuro del partido tiene que ver mucho con la estrategia y ésta debe ser la unidad hacia adentro para después salir a buscar el apoyo hacia afuera.

   El también ex gobernador de Sonora se curó en salud y dijo que su relación con el Presidente Enrique Peña Nieto es excelente.

   Algo debe saber el ex alcalde, ex diputado y ex dirigente del PRI Enrique Cárdenas del Avellano, para decir que existe una alta probabilidad de que se logre un candidato de unidad para dirigir el PRI estatal.

   El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca de manera sorpresiva visitó hospitales y centros de salud en la frontera y lo hará en todo el estado, para constatar la atención que se presta a los ciudadanos, y conocer de primera mano las necesidades de infraestructura y equipamiento de las unidades de salud.

   Hay quienes dentro y fuera del PRI ven a los secretarios de Hacienda y Educación José Antonio Meade y Aurelio Nuño como los alfiles del Presidente Enrique Peña Nieto para jugar de cara al 2018, sobre todo ahora que en Campeche en la mesa de estatutos de la 22 asamblea nacional se aprobó que puedan ser candidatos presidenciales cualquier simpatizante o  ciudadano “de buena fama pública”, y se quitó el requisito de los 10 años de militancia.

   Y para los que dicen que Aurelio Nuño es el candidato de Carlos Salinas de Gortari, basta recordar que hace algunas semanas en la casa del gobernador de Campeche el ex presidente encabezó una reunión con la clase política a la que le dieron carácter de privada.

   Los informes que de acuerdo con la ley habrán de rendir el próximo mes los alcaldes de Tamaulipas pueden servir de base para que la ciudadanía constate si les da el aval o no en caso de que busquen reelegirse, y desde luego que sus propios partidos les reiteren su confianza para aparecer en las boletas electorales.

bladijoch@hotmail.com