El cadáver perredista

0
336

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Los pilluelos del PRD Tamaholipas  andan endiosados, se sienten por las nubes con eso de haber logrado un acuerdo con el PAN (nacional) para las elecciones del año que viene.
Alberto Sánchez Neri y Jorge Valdo Valdez Vargas creen, piden a los hombres del poder estatal que olviden los agravios de campaña del 2016…. Como si fuera tan fácil.
Serios, con sentimiento de culpa, humilditos, arribaron este miércoles a las instalaciones del IETAM a presentar papeles para jugar en el 2018.
Quieren “perdón y cuenta nueva”.
Andan tan emocionados el par de pilluelos, que dicen haber comenzado un diálogo con el gerente del PAN, “Kiko” Elizondo, para ponerse de acuerdo en lo federal según el Frente Amplio Opositor.
Y piensan más allá. Tienen la seguridad que en lo local irán juntos. Con ello recuperarían el registro y el subsidio que el Estado les daba para su vida de lujos.
Traen en sus manos un cadáver que apesta, como lo vamos a ver.
En 2016, su candidato a Gobernador, el señor Valdez, sacó la friolera de 17 mil 320 votos que no le alcanzaron para una diputación plurinominal. Hizo que perdieran la lana contante y sonante que llegaba a sus cuentas bancarias cada mes.
Jugaron de esquiroles. Creen que el tiempo lo ha borrado.
No nos imaginamos a Elizondo Salazar y al propio primer panista levantar la mano a cualquiera de los dos (perredistas) como candidatos a alguno de los nueve distritos de Tamaulipas, o por las alcaldías.
Si los azules los aceptan, aquéllos serán malos compañeros de viaje. En el ofrecimiento de una traición, podrían dejar a sus “amigos” tirados a mitad del río.
Están entracalados con el IETAM. A menos que consigan una negociación con el jefe político, podrían comenzar a recibir centavitos, en caso de recuperar el registro el año que viene.
Los angelitos le deben al árbitro ocho millones 959 mil pesillos por concepto de multas en tres renglones: Fallas en el informe del 2015, precampañas y campañas del 2016.
A partir de enero no tienen subsidio. El comité nacional tampoco ha pagado la lana.
Ese dinero de alguna manera tiene que recuperarse porque ya no le pertenece al IETAM sino al Instituto Tamaulipeco de Ciencia y Tecnología. Es para becas y proyectos de investigación de estudiantes y profesionistas.
Por las precampañas fueron multados con 4.6 millones; de las campañas 3.5 y del informe anual 3.05 millones (les descontaron algunos abonos).
De ese tamaño es el cadáver perredista que ofrecen a sus asociados ¿Lo va a comprar el PAN?.
Según ellos, el año pasado querían coaligarse con el PAN para jugar la gubernatura. Sostuvieron tres diálogos con el entonces jefe del partido, César Verástegui Ostos, pero no se pusieron de acuerdo.
El hubiera no existe. Ahora estarían comiendo con manteca en alguna dependencia o en la nómina de la General de Gobierno, como ha sido la especialidad de la casa amarilla.
Pendientes de cómo va a quedar el Frente Amplio Opositor en Tamaulipas. Es que falta analizar al otro de los cadáveres políticos, el Movimiento Ciudadano comandado por un “pilluelo simpático” llamado Gustavo Cárdenas.
Lo que puede suceder, para que los tres salgan al 2018 “agarrados de la mano”, es que el primer panista del territorio pida que le quiten ese lastre de “líderes”.
La verdad que los azules andan muy broncos. Este mismo miércoles  presentaron recurso de apelación al TRIELTAM, en contra del Convenio de Coordinación y Colaboración que firmaron el IETAM y el INE, para hacer efectiva la realización del proceso electoral 2017-18.
Aunque lo firma el representante ante el organismo, Samuel Cervantes Pérez, viene directamente del CDE del PAN con el respaldo de sus abogados ¿Es tendencia nacional?.
Hay que ver que los convenios se firmaron en las 32 entidades incluyendo a la CDMX. En total se renovarán dos mil 777 puestos de elección federales y estatales, contando las 43 alcaldías de Tamaulipas.
Si el PAN se inconformó en cada entidad, sus abogados nunca tomarán en serio la actividad de los árbitros y el juego de la democracia. Ven “moros con tranchete” en cada esquina.
Antes de abandonar el Instituto Electoral, este viernes termina el plazo para que los aspirantes a consejeros municipales presenten sus papeles ante quien corresponda.
Si alguien no se enlista es porque no quiso. Esta semana funcionan sedes alternas (de recepción) en once poblaciones: Tula, Tampico, Mante, Jiménez, González, Camargo, San Fernando, Río Bravo, Reynosa, Nuevo Laredo y Matamoros.
Chamba hay, de que la gente reúna el perfil, es otra cosa.
En los siguientes días las Salas Central y Regional Monterrey fallarán sobre el “caso Coahuila”. La atención nacional (e internacional) está puesta en una situación: Si se anulan las elecciones para Gobernador, o no.
De darse lo primero, fijará un precedente para futuras elecciones federales y locales. Los gastos por la “operación tamal” o menudo, almuerzo o barbacoa, serán contabilizados dentro de los topes de campaña.
Para darnos una idea del tamaño del paquete que tienen en sus manos los magistrados del TRIFE, digamos que suman 76 los expedientes de recursos en ambas salas.  Seguro por ahí aparecerá la intromisión de Tamaulipas a través de la Universidad Politécnica de Nuevo Laredo y otras dependencias.
La constancia de mayoría la tiene el PRI, pero los azules cantan victoria de una posible anulación. Tendría que convocarse a nuevas elecciones. Pronto habrá noticias.
Antes de cerrar, y si de chamba se trata, este viernes en conferencia de prensa la Comisión de Selección del Sistema Anticorrupción dará a conocer el calendario de entrevistas para los 32 aspirantes (ellos y ellas) que presentaron solicitud. Para el 27 de este mismo mes sabremos quién entrará a la nómina estatal.