Condenan en Tamaulipas que en el papel los niños ya no tendrán madre ni padre

0
207

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El obispo de la  Diócesis de Victoria, Antonio González Sánchez reprobó que en las actas de nacimiento se haya eliminado  la figura de padre y madre, cambios que consideró como una expresión más de la descomposición de la sociedad mexicana.

En el nuevo documento ya no pueden encontrarse las palabras “padre”, “madre”, pero tampoco siquiera referencias a “materno” o “paterno”, que era lo que usualmente se manejaba en el renglón referente a los abuelos.

Entrevistado al término de oficiar la misa del tercer domingo de Cuaresma, el jefe de la Iglesia Católica en la zona centro de Tamaulipas consideró no solo como descomposición social sino como retroceso el hecho de que el Registro Nacional de Población,  por instrucciones de la Secretaría de Gobernación, haya eliminado de las actas de nacimiento las figuras de padre y madre.

“Para mí es una  expresión más, de varias que se han dado últimamente, de lo mal que anda nuestra sociedad. Toda persona tiene derecho de que aparezca el nombre de papá y mamá en un documento oficial como es el acta de nacimiento, de registro civil”, argumentó.

De esta forma el obispo se sumó al rechazo del Frente Nacional por la Familia (FNF), que ha llevado a cabo una serie de manifestaciones en varias entidades del país ante lo que consideran un agravio de las autoridades al fomentar una agenda radical contra la familia.

El FNF condenó que la Secretaría de Gobernación doble las manos ante la ideología de género que busca en primera instancia romper la comunicación y vínculo natural entre padres e hijos, para que éstos sean vulnerables a confusiones en materia de sexualidad.

“Repito: para mí es  una manifestación de lo mal que anda nuestra sociedad. Es un retroceso, yo digo que toda persona tiene un papá y una mamá y tanto el hijo como los papás tienen derecho a que su nombre aparezca en un documento”, refirió el obispo González Sánchez.

A su vez, la FNF empezó una serie de movilizaciones por el país para oponerse a las nuevas disposiciones de la Secretaria de Gobernación de eliminar de las actas de nacimiento la figura de los padres y abuelos de los niños registrados.

Si ya de por sí la familia se desintegra con facilidad ahora las cosas serán peor, ya que no habrá un solo documento que indique que una persona es parte de una familia o es hijo y nietos de alguien, reclama la FNF.

“Iremos de todas partes del país para manifestarnos contra esta nueva disposición que lacera a la familia como tal y que desprotege a los niños cuando son asentados en un Registro Civil”, advirtió la organización defensora de la familia.