El suegro pusilánime

0
311

Óscar Jiménez

Cd. Victoria, Tamaulipas.-  “Tampico hermoso, ¡oh puerto tropical!, tú eres la gloria de todo mi país”, así se expresó el martes 5 de octubre de 2010 Tomás Yarrington Ruvalcaba, que en esa fecha ya era ex gobernador de Tamaulipas. 

Y en ese texto también se refirió a un personaje de la política tampiqueña que después daría la nota roja en los medios de comunicación locales.

“Padeces, de un liderazgo municipal cobarde y pusilánime. De un arribista de la política que nunca entendió el gran privilegio que le concediste al gobernarte”.

“Y que lejos está de comprender lo que significa en su futuro, haberte fallado tanto, pero… Tampico querido, no desmayes. Han de arribar tiempos mejores”.

Y sí, así se expresó Tomás Yarrington Ruvalcaba sobre Óscar Pérez Inguanzo, entonces presidente municipal de la ciudad y puerto de Tampico. Ese texto fue profético.

Claro que Tomás estaba lejos de imaginar que el destino le deparaba un autoexilio en la oscuridad de un escondite anónimo, huyendo de la justicia.

Pero Óscar Pérez Inguanzo después de esas palabras del ex gobernador pisó la cárcel aunque no por mucho tiempo cuando se le encontró culpable de malos manejos del dinero público.

Todo eso te lo cuento porque recientemente en San Luis Potosí se celebró una boda de ricos, una boda que hermanó a familias que tienen mucho dinero.

Se casó el hijo del ex alcalde tampiqueño Óscar Pérez Inguanzo y fue un bodón de pipa y guante, pura gente bonita y de los tiempos de cárcel del ex edil nadie se acordó.

La novia llegó en un carro descapotable color gris, y el novio elegante y la iglesia esplendorosa y el salón precioso. Mientras que los invitados todos con ropas elegantes.

El novio Óscar Pérez Jr. y la novia Sofía López, que seguramente no repara en pensar que tiene un suegro pusilánime de acuerdo a Tomas Yarrington, estaban radiantes con su fiestota, como debe ser, por estrenarse en la vida matrimonial y verse rodeados de familiares y amigos.

Y también el ex presidiario Óscar Pérez Inguanzo estaba feliz, porque atrás quedaron para él los momentos difíciles de cuando fue metido a la cárcel por pocos meses.

Atrás habían quedado esas imágenes de él esposado y viajando en la parte trasera de una camioneta de la policía junto a otros presos, atrás habían quedado la vergüenza de estar preso y codearse con otros internos de la prisión.

Siempre fue custodiado por elementos de la policía en aquellos días. Y también hoy nadie se acordó en la boda en tierras potosinas de aquella imagen suya en cama haciéndose el enfermo dirían unos, para evadir el encarcelamiento.

En fin, que el ex presidente municipal tampiqueño (PRI) Óscar Pérez Inguanzo, vestido elegantemente y no de rayas como presidiario (y que tal vez es lo que merezca aún) atestiguó el enlace matrimonial de su hijo en San Luis Potosí.

Y hasta emocionado estaba Pérez Inguanzo, y ¿cómo estarán los ciudadanos tampiqueños que él defraudó y a los que les malversó el presupuesto de su ciudad? ¡Ya no cuentan! Ahora el ex presidente municipal se dedica a disfrutar el dinero ¿mal habido?, total ya pagó con poquita cárcel.

Cambiando de tema les comento que el dirigente estatal de la CNC (Confederación Nacional Campesina) de Tamaulipas se enojó porque no lo invitaron a sesionar en el Consejo Estatal para el Desarrollo Rural Sustentable de esta entidad.

Me refiero a Florentino Sáenz Cobos, líder cenecista tamaulipeco, quien dijo que la CNC siempre ha tenido un asiento en el Consejo Estatal en mención, como consecuencia de la Ley de Desarrollo Rural de Tamaulipas, pero que en esta ocasión el expriísta Gonzalo Alemán Migliolo, actual secretario de desarrollo rural tamaulipeco, no lo invitó.

Y es que el Consejo es un órgano colegiado en donde participan dependencias públicas, instituciones y organizaciones campesinas, pero de acuerdo a Tino Sáenz en esta ocasión este organismo se está utilizando como revancha política.

El dirigente de la CNC dice que se necesita un Tamaulipas rural unido, sin discriminaciones ni prejuicios…pero la pregunta obligada en esta ocasión es si el priísmo tamaulipeco (a través del cenecismo) fue plural cuando estuvieron “en su turno al bat”, ahí podría estar la respuesta a lo que ahora sucede.

MAQUIAVELITO

 …La ceremonia del ABRAZO en pleno puente internacional Nuevo Laredo, Tam-Laredo, Tx representa lo que Donald Trump no quiere reconocer… la hermandad entre las dos naciones.

osjinuf@gmail.com