Abusa Maki de Reynosa

0
1554

Oscar Contreras Nava

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La falta de transparencia en el manejo de las finanzas y la corrupción en las autoridades, son las dos enfermedades que han ido terminando con la salud de la vida pública y son los dos principales señalamientos que han acabado con la confianza de los ciudadanos en los políticos, partidos y gobiernos.

Sin embargo, los políticos y gobernantes no hacen nada para contrarrestar este mal social y a pesar del conocimiento que tienen para detenerlos, siguen actuando de manera irregular, generando sospechas y alejando a los ciudadanos de la política.

Un ejemplo de esta situación es lo que está haciendo la presidenta municipal de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez, quien hizo a un lado al síndico primero del ayuntamiento Alfredo Castro Olguín, de la revisión y firma de los cheques con los que paga los gastos que realiza el gobierno y esto es una grave irregularidad.

Ahora resulta que la doctora Maki le ha quitado la chequera al síndico que supervisa la hacienda municipal y esto es un abuso, porque Castro Olguín es uno de los representantes de la sociedad, que cuida, aprueba y supervisa los gastos del municipio y esto genera sospecha.

Y es que ser la primera autoridad en un municipio no debería comportarse como si fuera suyo el gobierno, no es igual a una dictadura, donde el que tiene el poder puede hacer lo que le venga en gana y usar los recursos a su conveniencia.

Esta situación ha sido denunciada al Congreso de Tamaulipas, ya que Maki no respeta el código municipal y las formas de hacer política al renegar las indicaciones, sugerencias y mandatos que le hacen llegar desde el gobierno estatal.

Maki Ortiz perdió la brújula y nos dicen que es consecuencia de su enfermedad y para muchos reynosenses esto es evidente, pero cuando se trata de dinero, del manejo de los recursos públicos, de inmediato se restablece y hace a un lado todas sus dolencias para definir como se manejará.

De tal manera que el dinero público para Maki ha resultado una medicina maravillosa y especialmente cuando puede manejarlo ella solita, pero no debe olvidarse que una presidenta municipal no se maneja sola y si no transparenta su actuar y el manejo de las finanzas, pasará a la historia como una presidenta corrupta y abusiva. Así de simple.

Para finalizar, el priista Oscar Luebbert Gutiérrez sigue muy optimista en su campaña por la dirigencia del PRI en Tamaulipas y asegura que ha encontrado todavía priistas que apoyan su proyecto.

Eso no lo dudamos, lo inexplicable es que siendo un colmilludo priista de los de antes, nadie se explica porque realiza esta gira de proselitismo, si se sabe que la designación la harán en el CEN del PRI sin importar que uno de los aspirantes tenga el apoyo de todos los consejeros estatales.

¿A poco Lubbert se creyó el cuento de que en el PRI son democráticos?

 No lo creemos, pero nuestros informantes aseguran que el reynosense anda en campaña por sí se va a otro partido, desde luego que esto lo haría después de que sepa que no harán a su esposa candidata al senado o a él candidato a diputado federal. ¿Será?… pronto lo sabremos.

Apunte final. Un nuevo peculado se le encontró al ex presidente municipal de Altamira, Armando López Flores y todo se descubrió cuando el director de la Secundaria Técnica No. 70, Víctor Manuel Hernández, acudió a las autoridades estatales para solicitar una techumbre para la escuela y les salieron con que ya se había construido y costado un millón de pesos. ¿Qué tal?

Esto demuestra que el gobierno de López Flores saqueó a más no poder el erario público y no es posible que siga libre sin pagar todo lo que hizo, cuando se tiene bien documentado su desfalco, peculado y la evasión de sus responsabilidades.

¿Hasta cuándo el actual gobierno estatal les impondrá un justo castigo a los ex alcaldes corruptos? Ya es tiempo, porque hay algunos que buscan nuevamente ser candidatos y eso sería una gran burla para la sociedad. Así de simple.