Va Cofepris contra ‘productos milagro’ luego de muerte de mujer regia

0
1234

Por Redacción

Ciudad de México.- Hasta enero de este año, con apoyo de la Policía Cibernética, la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) había retirado 3 mil 432 páginas de Internet de productos “milagro” desde el inicio de la administración

La Cofepris ha identificado que en redes sociales como Facebook, Twitter, Youtube e Instragram, y páginas de venta como Mercado Libre y Segunda Mano existen anuncios publicitarios de suplementos para “recuperar la figura”, mismos que carecen de evidencia científica y aval sanitario como el que tomó Lucero Priscila, la joven de 24 años que murió tras ingerir Avitia Cobrax para bajar de peso.

En la red, la Comisión Federal ha detectado productos que prometen bajar de peso, en diferentes presentaciones que van desde gotas mágicas, cápsulas, malteadas, tés, tabletas y geles.

En este contexto, en lo que va de la administración, la Cofepris ha realizado 156 operativos de verificación sanitaria a nivel nacional, que han permitido el aseguramiento de 4,516.560 piezas de productos milagro.

Derivado de ello en total se han emitido 116 sanciones y 95 multas que representan un monto de 38,508,974.00.

La autoridad sanitaria recomienda a la población no consumir suplementos alimenticios que ostentan cualidades curativas, preventivas, rehabilitadoras o de tratamientos propios de medicamentos, ya que representan un riesgo para la salud al ofrecer propiedades que no corresponden a su categoría regulatoria y que no han sido acreditadas científicamente

Advierte que no hay recetas mágicas para bajar de peso, pues esto sólo se logra con ejercicio diario y una dieta balanceada, por lo que los productos que prometen reducir tallas en apenas una semana son un engaño al consumidor.

De acuerdo con la Cofepris existe la posibilidad de que entre el 50 y 90 por ciento de los medicamentos que se adquieren por internet sean irregulares.

Se corre el riesgo también de que los medicamentos ofertados en la red contengan compuestos diferentes, además de que la mayoría no han comprobado su calidad, seguridad y eficacia y no cuentan con un registro sanitario.

Ante ello, la autoridad sanitaria sugiere que antes de comprar un medicamento no se confíe en ofertas fuera de lo común, pues los medicamentos originales tienen un precio estándar en el mercado formal.

Asimismo, alerta que las ofertas desproporcionadas pueden referirse a medicamentos caducados, falsificados o que no cuenten con un registro sanitario.