En el PRI de Tamaulipas eran 7 aspirantes ¡y parió la abuela!

0
1099

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas. – A las meras once de la mañana se abrió la inscripción. Eran muchos. Tuvieron que colocarse en “fila india” para pasar a turno.
Nueve aspirantes a la presidencia interina del CDE del PRI solicitaron registro este lunes ante la comisión de Procesos Internos, que concedió dos horas para que presentaran sus documentos.
Todo fue muy rápido. En 20 minutos desfiló la novena ante la mesa de recepción presidida por Aída Zulema Flores Peña, la presidenta interina, y Lucino Cervantes Durán, titular (auxiliar) de Procesos Internos.
Evento austero. Ninguno llevó aplaudidores o porra, matracas o música.
Dos coincidencias entre los aspirantes: Hay unidad en el priísmo y piso parejo para los aspirantes.
El proceso de elección priísta es inédito en la entidad. Por  primera vez en la historia el juego se abre por igual a los interesados que, de inicio, fueron muchos.
A las 10:45 llegó al salón del Instituto de Capacitación Política el titular de Procesos Internos, Lucino Cervantes Djurán.
Cinco minutos después la diputada María Esther Camargo Félix, esposa del aspirante Oscar Luebbert Gutiérrez. Lo acompañaba desde Reynosa.
La abordan los reporteros. No habló sobre política partidista. Dijo que le preocupa que, del prepuesto autorizado para Tamaulipas en el ejercicio federal 2017, el Gobierno del Estado solo ha solicitado entre el 15 y 20 por ciento de los recursos destinados a educación.
Si Obras Públicas y el Instituto de Infraestructura Física Educativa no lo piden a tiempo, el presupuesto podría regresarse y no volver.
Poco antes de la once ocuparon sus espacios la dirigente Flores Peña y el secretario general, José Hernández Cuesta.
Quórum legal. A las once la Comisión se declara en sesión permanente hasta la una de la tarde.
No batallaron mucho. Aparece un madrugador,  Emiliano Cruz Mireles, ex regidor del ayuntamiento capitalino, profesor de educación cívica y ética del sistema educativo por 36 años.
Le firman de recibido. Estampa la suya.
-¿Con qué apoyos cuenta?
-Estuvimos trabajando. Hicimos el recorrido por todo el estado. Visitamos todas las cabeceras municipales en un análisis de las inquietudes de las bases. Hoy verdaderamente nos sentimos satisfechos porque, la verdad, el haber tomado en cuenta a la base nos dio una pauta para presentarnos y seguir adelante.
Cinco minutos después el segundo interesado en la presidencia del CDE, Roberto González Barba, ex diputado federal y local, ex líder del sector popular del PRI.
“En calidad de militante vengo y hago entrega de mis documentos”, dice, y exhorta a la unidad que es lo que requiere el partido, reitera.
Ya está la fila india. Se acomodan entre los periodistas que invadieron el salón. Todos de pie. Las butacas fueron eliminadas.
El turno para Enrique Terán Narváez. Nadie lo conoce. Los reporteros le preguntan cómo se llama y de dónde viene. Es de San Carlos.
-¿Qué trayectoria tiene en el partido?
-Soy coordinador estatal de la Central Liberal Campesina en Tamaulipas. Venimos para apoyar al campo al ciento por ciento.
-¿Por qué decidió participar de última hora?
-No. Ya teníamos la intención, nomás que no nos dieron los formatos a tiempo. Eso fue el error aquí de los encargados.
-¿Con qué apoyos se registró?
-Soy un simple aspirante. Nada más.
Atrás Juan Alonso Camarillo, de Río Bravo. Fue uno de los primeros que saltó al ruedo de las aspiraciones. Exigió en su tiempo la renuncia del presidente partidista Rafael González Benavides luego de la debacle de junio del 2016.
Hay palabras de reconocimiento de Alonso Camarillo para el CEN y la jefa Aída Zulema, por brindar la oportunidad de participar. Abrieron el proceso.
Sergio “Checo” Guajardo Maldonado está en la fila. Salta al frente con un gigantesco folder de papeles. Si la elección se ganara por eso, sin duda sería el presidente.
Le echa sus flores a Zulema Flores. Se retira no sin antes cumplir la exigencia de fotógrafos y camarógrafos. Le piden “vuelta” con la constancia de registro en la mano.
Apenas son las once con once minutos y ya pasaron cinco a dejar sus papeles.
Frente a la mesa Luis Enrique Arreola Vidal. En un  breve comentario señala “venir en unidad y en un proceso democrático”.
A la mesa Miguel Mansur Nader, de Tampico. En la zona sur tiene la fama de perdedor. Pero no se dobla.
Oscar Luebbert Gutiérrez al turno. Trae dos legajos. Afirma que recibió el apoyo de 312 consejeros, 26 comités municipales y los sectores y organizaciones a nivel estado.
Surge una leve porra entre sus acompañantes. Le aplauden.
-¿Hay piso parejo?
-Sí. Sí lo hay.
-¿Esto es inédito?
-Es por primera ocasión y estamos contentos de participar.
-Al final ¿No divide al partido?
-No. Este tipo de eventos nos van a fortalecer.
El último de la mañana: Luis Alejandro Guevara Cobos, diputado federal con licencia. Con palabras fuertes menciona que “esta es una cita entre hermanos” y afirma que van por la batalla del 2018.
Repite las palabras del presidente Enrique Peña Nieto en la asamblea nacional partidista: A los que pensaron que nos íbamos a dividir, les mandamos decir que se equivocaron. En 2018 vamos a ganar.
-¿Un proceso inédito?
-Dejamos muy claro que los siete (no se ha dado cuenta que son nueve), estamos en la mejor disposición de sumarnos a la unidad. La unidad hace la fuerza. La unidad es democracia. Nadie seremos factores de desunión. Todos seremos de aportación.
-¿Piso parejo?
-Para todos, pero sobre todo hermandad, igualdad y vamos a trabajar todos por lo que la gente quiere.
Han transcurrido 20 minutos. La Comisión de Procesos Internos ha terminado su jornada. Seguirá el análisis de documentos. Verán si los nueve cumplieron con los requisitos de la convocatoria.