Vuelca tráiler ¡y cientos arman fiesta con Bud Light de ‘gorra’!

0
1644

Redacción

Ciudad Mante, Tamaulipas.- La fiesta se armó en grande en los poblados El Limón, Guadalupe Victoria, Loma Alta, El Riachuelo y El Chamal, entre otros, luego de que se volcara un tráiler de doble contenedor repleto de cerveza Bud Light y los pobladores se “surtieran” del producto.
Los hechos ocurrieron la tarde de este miércoles en la carretera Mante-Ocampo, a la altura del puente El Comandante, donde el chofer milagrosamente salvó la vida.
La unidad accidentada es un tráiler color blanco de doble caja, en la cual transportaba varias toneladas de cerveza en lata de la marca Bud Light tipo “mofle”, y se dirigía al puerto de Aldama, Tamaulipas.
La unidad era manejada por Víctor Delgado, con domicilio en el estado de Zacatecas.
El chofer explicó que al venir circulando por el citado tramo carretero y tomar una curva, la segunda caja se le coleó, lo que originó que ésta se precipitara al vacío de un puente y lo jalara, levantando el tractocamión, que acabó por estrellarse con un poste de concreto de la CFE, enredándose con los cables y quedando suspendido sobre el barranco.
Al momento del siniestro se registró un fuerte corto, lo que eliminó la corriente en el cableado, evitando así que el chofer muriera electrocutado, y a la vez los mismos cables evitaron que el tractocamión cayera al fondo y el zacatecano pereciera entre los restos.
Al lugar arribaron cientos de personas para apoderarse del producto dañado.
De los poblados aledaños, El Limón, Guadalupe Victoria, Loma Alta, El Riachuelo y El Chamal, entre otros, llegaban hombres de todas las edades, mujeres e incluso menores a surtirse de las latas de cerveza que quedaron esparcidas tras la volcadura del tráiler.
Elementos de la Policía Estatal trataron de evitar la rapiña, pero eran superados en número mientras que el chofer contemplaba la escena sin explicarse cómo fue que se salvó.
En costales, cajas, mochilas y entre las playeras, cientos de personas acarrean las latas de cerveza, e incluso hubo la osadía de dos vehículos 4×4 que llegaron sobre el río para abastecerse de la cerveza tirada.
Por el poste dañado, el tráfico vehicular fue cerrado totalmente por espacio de tres horas y después se mantuvo a paso lento, pues se encontraban realizando las maniobras para retirar los restos del vehículo, siendo los agentes de Tránsito de Gómez Farías, al mando del director Jonathan Hernández, quienes tomaron conocimiento de lo sucedido.