Conafe de Tamaulipas alista a 50 jóvenes para ir en apoyo de damnificados

0
1233

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con 50 jóvenes comunitarios, el  Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE) apoyará a las víctimas de los sismos registrados en varios estados del país, principalmente en lo que tiene que ver con la valoración de los planteles educativos.

Pedro Hugo Medina Salazar, delegado del CONAFE en la entidad expuso que una de las principales tareas que asumirán  los líderes comunitarios, quienes han mostrado mucho interés en aportar un granito de arena, es la de evaluar  las escuelas dañadas por los movimientos telúricos y elaborar un censo, así como las condiciones en las que se encuentran las que no fueron derribadas.

“Yo puedo decirles que nuestros muchachos son todo terreno. Por la naturaleza de su actividad ellos están acostumbrados a caminar largas jornadas, haga frío o calor, no importa si llueve o no; entonces por ese lado podrían ser de gran utilidad”, aseguró el funcionario educativo.

Calificó a los asesores del  CONAFE como jóvenes guerreros, que además de impartir la enseñanza en las aulas, muchos también conocen de primeros auxilios y están preparados para caminar o recorrer grandes distancias pese a las inclemencias del tiempo.

“Ahora estamos viendo cómo ayudar a nuestros hermanos de Chiapas y Oaxaca, entre otros estados,  que fueron devastados por los sismos y por ello vamos a evaluar la escuelas afectadas; estamos haciendo un contingente de 50 personas que  imparten enseñanza, pero también saben de enfermería y primeros auxilios”, detalló.

Medina Salazar añadió que en cuanto reciban la instrucción por parte de oficinas centrales, la cuadrilla de educadores se sumará a las  tareas de evaluación y apoyo en las zonas de desastre que se les indique.

“Estamos esperando instrucciones para saber en qué tarea nos requerirán, porque como ustedes saben,  la reconstrucción tras el sismo no tomará uno ni dos meses, entonces por eso estamos esperando a que nos indiquen en dónde podemos servir de la mejor manera, porque lo que menos queremos es amontonarnos o ir a no hacer nada”, apuntó.