Los próceres están listos

0
2507

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Después de largas y sesudas jornadas, la Comisión de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción se decidió por los cinco próceres (va una dama) que serán el ojo crítico ciudadano del Sistema Estatal Anticorrupción.

Le dimos una revisadita a la presentación de cada uno y mire que son un dechado de virtudes, genios, non plus ultra del arte, ciencia, deporte, anexas y similares sobre la tierra.

Los comisionados asignaron a cada uno (de los cinco) un tiempo de permanencia en la nómina: De uno a cinco años.

Por tal motivo, el que escribe, el de la pluma, eleva la más enérgica protesta ante el grupo que preside Francisco González Cuesta, por haberle concedido solo un año de función a Don Arturo Narro Villaseñor, de paso el presidente del poderoso Comité.

Tiene sus virtudes, como decíamos al principio.

Habla inglés fluido, francés, italiano a nivel medio, alemán y chino mandarín.

Es “mexicano por nacimiento” en el sur de nuestra entidad, y “ha participado como pianista invitado en varias presentaciones de la Camerata Cortinas de Tampico”.

Hay algo que dejó muy interesado al columnista:

-En agosto del 2004 impuso un récord de cruce marino de aguas abiertas, de la escollera Tampico a la Escollera Altamira, con nueve horas 44 minutos y 50 segundos para una distancia de 26 kilómetros, y mismo que permanece a la fecha.

Le ayudará muchísimo al Sistema Estatal Anticorrupción, ya como pianista, nadador o con el mandarín. Debería permanecer los cinco años y más.

Puede servir de enlace para perseguir a los corruptos (tamaulipecos) si se les ocurre huir a China, Italia, Francia, Alemania y otras naciones. Domina los idiomas.

En China es dueño de la  empresa Shunhai Technology, con sede en Hong Kong, y en Houston, Texas, de Sistemas Aplicados USA, LLC.

Al de la pluma le da gusto y propone que Don Arturo sea designado miembro permanente del Comité.

Su carrera es de Ingeniero en Sistemas por el Tec de Monterrey, en el campus de la Sultana.

Y me llama la atención la cultura del esfuerzo de Doña María Isabel Loperena de la Garza, misma que tendrá una permanencia de cuatro años.

Es contadora pública con un serial de éxitos en la venta de cerveza en Ciudad Victoria, en una empresa que tiene más de 300 empleados. Fue la creadora del sistema de “25 rutas de reparto, una agencia ubicada en Ciudad Victoria y 5 subagencias en otros municipios”.

Su currículum está lleno de medallas en la estrategia para vender más cheve. Opino que debe durar para siempre en el SEA.

Los responsables seleccionaron a pura chucha cuerera entre los exponentes del arte y la ciencia (vender es una ciencia), como es el caso también de Rubén Benavides Treviño, contador público de la ciudad capital cueruda, experto en perseguir “lavanderías”.

Dos licenciaturas y dos maestrías, especialista en “obligaciones administrativas en materia de Ley para Prevenir e Identificar las Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, prevenir lavado de dinero, de diversas empresas privadas e instituciones del sector público”.

Si algún delincuente de cuello algo quiere caer en lavado de billetes, ahí estará pendiente el señor Benavides.

Enternece el siguiente prócer, Jorge Leoncio Ramírez Sánchez, seleccionado por tres años, con carrera en el Poder Judicial del Estado y más antes en el federal. Va por tres años.

Entre sus éxitos tiene: Ganador del segundo concurso estatal de Ensayo organizado por el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información de Tamaulipas; Tercer lugar del Octavo Concurso Nacional de Trabajo Monográfico organizado por la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial.

Acumula entre sus medallas que en el 2012 el Poder Judicial lo haya nombrado “el mejor proyectista” (supongo que de resoluciones, porque no dice sin son casas o carreteras).

Hizo una carrera como el mejor estudiante de Leyes quisiera terminar: “Por su alto promedio de calificaciones se hizo acreedor a una beca para el estudio de un posgrado en cualquier país del mundo” (si hubiera ido a China tendríamos dos integrantes del Comité hablado mandarín).

En el grupo hay alguien que dice que es periodista (nos hace competencia). Es Don Héctor de Anda Cortez, nominado por dos años.

Menciona que participó como Director de Desarrollo Económico en el municipio de Victoria cuando fue alcalde Arturo Díez Gutiérrez Navarro, el que endeudó al pueblo por 15 años. Fue el encargado de elaborar los informes del talabosques.

Sin embargo eso no es el mayor de los éxitos de Don Héctor, sino lo que agrega en sus documentos: “Forma parte del Casino Victorense y es miembro del Club Rotario Victoria de Escandón”.

Su preparación va más allá pues, “en 2006 tomó cursos de seguridad industrial y protección contra incendios”. También hombre de empresa. Es dueño de Anuncios y Señales, S.A. de C.V.

Pues bien, los próceres están listos para iniciar la delicada labor que les ha encomendado la sociedad tamaulipeca a través de la Comisión de Selección, misma que este miércoles dio su veredicto con carácter imparcial.

Si usted, querido lector, busca más información sobre la trayectoria de los señores y la dama, consulta en www.csseatamaulipas.org y no se va a arrepentir. Puros éxitos.

El que escribe solo quiere proponer que los señores y la damita mantengan su chamba a perpetuidad.

Dejaron atrás a otros (alrededor de 27) que no merecían la chambita, como un tal Manuel Flores Guerra, bioquímico del Tec de Monterrey, dedicado a la “producción de hortalizas en invernadero en su rancho La Trinidad”, municipio de Villa de Casas.

La diputación Permanente del Congreso del Estado que preside Carlos García González, tienen sesión este jueves a las cuatro de la tarde. El viernes la plenaria solemne para recibir el informe del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.