Plantea Trump rebajar impuestos a las empresas de EEUU

0
867

Agencias

Washington.- El Presidente estadounidense, Donald Trump, presentó hoy su propuesta de reforma fiscal que incluye una rebaja de la tasa impositiva de las empresas del 35 al 20 por ciento, la supresión del impuesto de sucesiones y la reducción de siete a tres de las categorías pago de impuestos a la renta (12, 25 y 35 por ciento).

Con el plan, la Administración Trump busca lograr la mayor reforma fiscal en Estados Unidos desde 1980.

El plan, titulado Marco unificado para arreglar nuestro fallido código fiscal, fue divulgado conjuntamente por la Casa Blanca y los republicanos al frente de los comités de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes y el Senado.

«El objetivo es volver a hacer competitivo a Estados Unidos a nivel global, y ofrecer alivio fiscal a la clase media y a los empresarios», explicó un funcionario gubernamental que pidió el anonimato, en una conferencia telefónica para comentar detalles del plan.

El funcionario agregó que se trata de una «propuesta marco», por lo que se considera un espacio para que se concreten los detalles del debate en el Congreso.

Como se había anunciado previamente, Trump propone elevar las deducciones fiscales para las familias con hijos y crear una nueva para adultos dependientes, como personas mayores o enfermos.

También elimina el impuesto de sucesiones, algo ya adelantado por la Casa Blanca, y se amplía la deducción básica para personas a 12 mil dólares y 24 mil para familias.

Aún queda por aclarar cómo se compensará el descenso de ingresos fiscales para equilibrar las cuentas públicas y que no genere aumento en el déficit presupuestario.

«Se eliminarán numerosas exenciones, que equilibrarán en parte estas reducciones», apuntó el funcionario, sin ofrecer más detalles.

El Mandatario estadounidense viaja hoy a Indianápolis (Indiana), donde se espera comente de manera oficial mayores detalles de su plan fiscal.

La propuesta de reforma es la gran apuesta legislativa del Presidente estadounidense antes de que finalice el año, tras el fracaso de revocar y sustituir la reforma sanitaria conocida como Obamacare, la cual los republicanos han sido incapaces de sacar adelante pese a contar con la mayoría tanto en la Cámara Baja como en el Senado.