Refinanciamiento de créditos no representa deuda adicional para Tamaulipas

0
1252

Por Redacción

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En sesión extraordinaria, la LXIII Legislatura de Tamaulipas aprobó en lo general y de manera particular las reservas, para que el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Finanzas, lleve a cabo el refinanciamiento de una parte de la deuda pública directa estatal.

Cabe mencionar que se reservó el apartado que hace mención que 30 días posteriores a la asignación se dé a conocer de manera pública quien ganó el proceso, el plazo y las condiciones generales del crédito.

De la misma forma se reservó para su votación el apartado que habla sobre el seguro del crédito, aprobándose finalmente la posibilidad de contratar un swap para garantías del crédito.

La fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional, afirmó que se tuvo información oportuna, lo que permitió hacer una evaluación responsable del tema.

El presidente de la Junta de Coordinación Política, diputado Carlos García, destacó el consenso que se desarrolló al interior de la cámara, donde se privilegió el sentido de la iniciativa y el beneficio que se reflejará en mejores condiciones financieras para la entidad.

Así, durante la discusión de la iniciativa, se  comentó que con el objetivo de aprovechar las condiciones actuales del mercado y blindar las finanzas del estado ante los riesgos e incertidumbres que planeta para el País la renegociación del TLC y las elecciones del próximo año, el Gobierno del Estado de Tamaulipas, sometió a la consideración del Congreso del Estado, el refinanciamiento de aquellos créditos contratados en pasadas administraciones susceptibles de ser refinanciados y que suman un monto de 10,296 millones de pesos.

El refinanciamiento tiene como principales objetivos:

Mejorar las tasas de interés que actualmente se están liquidando.

Optimizar las garantías actualmente otorgadas a los bancos y liberar ingresos por concepto sobre impuesto sobre remuneraciones personales (impuesto sobre nóminas)

Reducir las obligaciones de corto plazo para poder destinar mayores recursos a infraestructura.

Bajar costos de comisiones y condiciones de los mismos contratos de deuda.

Cabe destacar que el proceso de refinanciamiento no significa deuda adicional para el Estado, y además se realizar a través de una Licitación pública Nacional que garantice absoluta transparencia y las condiciones financieras más competitivas para beneficio del Estado.

Con estas medidas se estima generar ahorros para el Estado por encima de los 1,500 millones de pesos.