Retiran a Cabify registro para dar servicio de transporte en Puebla

0
1152

Agencias/Redacción

Puebla.- Mientras el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) exigió a Cabify hacerse responsable de los daños causados a la familia de Mara Castilla, el Secretario General de Gobierno de Puebla, Diódoro Carrasco, anunció la cancelación del registro de la empresa para dar sus servicios en esta entidad.

En conferencia de prensa, Carrasco anunció que la medida se debe a irregularidades detectadas en sus protocolos de seguridad.

El anuncio ocurre a tres días de que apareciera el cuerpo de Mara Castilla, una joven que días antes utilizó el servicio de Cabify para trasladarse a su casa en la ciudad de Puebla y nunca llegó.

El chofer responsable de dar el servicio, Ricardo Alexis, hoy fue vinculado a proceso como probable responsable del delito de privación ilegal de la libertad en agravio de Castilla.

La Fiscalía estatal afirmó que el hoy procesado había sido detenido y consignado ante las autoridades por robo de combustible.

Este lunes, estudiantes de varias universidades marcharon en la capital del estado para exigir justicia en el caso de Castilla, la declaratoria de una alerta de género en la entidad y mayores acciones de las autoridades para combatir la inseguridad.

También hoy, la empresa Cabify anunció que implementaría la colocación de botones de pánico en sus unidades ante el crimen de Castilla.

Exigen a Cabify hacerse responsable

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) aseguró que las empresas de transporte privado, como Cabify, deben responsabilizarse por los actos que cometan los choferes.

«El Inmujeres exige un castigo ejemplar para el responsable y corresponsables», señaló mediante un comunicado.

«Las empresas tienen que hacerse responsables de lo que ocurra con los servicios que proporcionan y del comportamiento de sus choferes y empleados».

Mara Castilla fue reportada como desaparecida el 8 de septiembre, pero fue encontrada sin vida y con signos de violencia sexual una semana después, el día 15.

Las indagatorias apuntan a que su homicida fue el conductor de un taxi que pidió a través de la aplicación de Cabify, el cual la llevó a un motel al sur de la Ciudad de Puebla.

El Inmujeres también pidió a las autoridades intervenir para que las empresas que ofrecen servicios privados de transporte de personas cuenten con más y mejores estándares de seguridad para sus pasajeros.

«De manera particular para las mujeres, y que implementen protocolos que permitan un traslado seguro, sin acoso, hostigamiento o riesgo que afecte o en contra de las usuarias», señaló.

En el comunicado, Inmujeres concluyó que transportes como Cabify están obligados, por las tarifas que cobran, a garantizar la seguridad de sus pasajeras y acreditar fehacientemente que las usuarias no se expondrán a ningún tipo de agresión durante el servicio.