Ciudad Victoria y el adagio popular: el muerto al pozo y el vivo al gozo

0
1160

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El 30 por ciento de las aproximadamente 11 mil 500 tumbas del panteón municipal del Cero Morelos han sido olvidadas por los familiares de esos difuntos que descansan en la eternidad, afirmó el administrador del cementerio Gilberto Quintanilla.

Lo peor es que de esa cifra, un 20 por ciento  se trata de tumbas recientes que ni siquiera en el Día de los  Muertos  son visitadas y por lo mismo los sepulcros lucen descuidados, dañados y sin siquiera una flor que los adorne.

El  otro 10 por ciento son  criptas consideradas como antiguas, las que también sufren el abandono y descuido de los familiares de los difuntos mientras que el tiempo sigue causando estragos en sus edificaciones.

“Tenemos 11 mil 500 tumbas, de las cuales  un 10 por ciento son antiguas y olvidadas, pero tenemos más porque  hay gente que tiene sepultura reciente y también las olvida,  entonces el porcentaje es más grande,  de un 20 por ciento de tumbas olvidadas”.

No obstante, Gilberto Quintanilla se refirió a las  personas que previo a la celebración del Día de  Muertos están acudiendo a realizar  labores de limpieza en las tumbas de sus difuntos, que lucen pintadas y cubiertas de  flores.

El  administrador del panteón del Cero Morelos habló de  los trabajos de mantenimiento que el personal del cementerio y del Ayuntamiento de Victoria llevan a cabo para  que esté en las mejores condiciones de  recibir a los más de 4 mil visitantes que se estima acudan entre el 1 y 2 de noviembre.

Comentó que con el apoyo de la dirección de Parques y Jardines del Ayuntamiento, que metió maquinaria e hizo revisiones al sistema de alumbrado, las lámparas ya funcionan bien.

“Lo que quiere decir que  ya casi estamos listos para recibir a los centenares de visitantes que a partir del día primero de noviembre estarán llevando flores a sus muertos”.

No obstante que el avance de la limpieza de este panteón es superior al 70 por ciento, admitió que existen enjambres de abejas que están causando problemas al interior del cementerio, por lo que la administración pidió el apoyo de Protección Civil para evitar que estos insectos ataquen a los trabajadores y a la gente que acude a visitar a sus difuntos.

Refirió que en forma coordinada, la dirección de Espacios y Servicios Públicos de Áreas Verdes está llevando a cabo las labores de chapoleo,  la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) se encarga de los trabajos de fumigación del área y Protección Civil está atacando el problema de las colmenas para evitar accidentes, por los que solamente faltaría revisar todo lo que tiene que ver con plomería y estar listos para los días de gran afluencia.