Declaran zona de desastre en 306 poblaciones del país

0
1177

Agencias

Ciudad de México.- Después de constatar los daños causados por el sismo del 19 de septiembre, 306 localidades del país han sido declaradas zonas de desastre natural por la Secretaría de Gobernación.

De las 306 municipios y poblaciones afectados por el temblor, 112 son de Puebla; 74, de Oaxaca; 40, de Tlaxcala; 33, de Morelos; 19, de Guerrero; 16, de la Ciudad de México, y 12 del Estado de México.

A partir de esta etapa, los municipios y delegaciones enlistados podrán acceder a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), de acuerdo con lo dispuesto por la Ley General de Protección Civil y su Reglamento.

El sismo ha cobrado la vida de 363 personas hasta el momento, con 222 personas fallecidas en la Ciudad de México; 74, en Morelos; 45, en Puebla; 15, en el Estado de México; 6, en Guerrero, y 1, en Oaxaca.

Entre dichas localidades se encuentran Acajete, Puebla, San Andrés Cholula y San Martín Texmelucan, en Puebla; Huajuapan de León, San Andrés Tepetlapa y San Pedro Nopala, en Oaxaca; así como Chiautempan, Cuaxomulco, Tenancingo y Zacatelco, del Estado de Tlaxcala.

También Cuautla, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Jiutepec, Jojutla y Temixco, en Morelos; Huitzuco, Iguala, Olinalá, Taxco y Tlapa, en Guerrero; las 16 jefaturas delegacionales de la CDMX; y Amecameca, Malinalco, Nezahualcóyotl y Tianguistenco, del Edomex, entre otros.

La declaratoria de desastre natural es el acto solicitado por la entidad, mediante el cual Gobernación reconoce la presencia de un agente natural perturbador severo en municipios o delegaciones, cuyos daños rebasan la capacidad financiera y operativa local para su atención.

Se trata de un requisito indispensable para que los estados o dependencias federales puedan acceder a los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden), para la normalización de los servicios e infraestructura, así como la reconstrucción de viviendas.

El Fonden es un instrumento financiero que proporciona recursos a las entidades y dependencias federales declaradas zonas de desastre, para la reconstrucción de los daños ocasionados por un fenómeno natural perturbador.

A partir del día siguiente de la emisión de la declaratoria de desastre respectiva, las entidades y dependencias federales podrán tener acceso a apoyos financieros inmediatos para la realización de acciones urgentes y prioritarias, cuya ejecución sea en el corto plazo.

«De esta forma, coadyuvará a solventar en una primera instancia los efectos negativos de los daños sufridos por los desastres de origen natural, para facilitar a la población el regreso a la normalidad, así como la recuperación de la zona afectada.

«Sin perjuicio de las acciones posteriores enfocadas a la reconstrucción de la infraestructura pública afectada y las viviendas de la población de bajos ingresos dañadas», señala el Reglamento de la Ley General de Protección Civil.

En días pasados, funcionarios del Gobierno federal estimaron que la reconstrucción de los daños ocasionados por los sismos del 7 y 19 de septiembre costará por lo menos 39 mil 150 millones de pesos.

Esa cifra contempla la reconstrucción o reparación de 153 mil 545 viviendas con un gasto estimado de 16 mil 500 millones de pesos; de 12 mil 931 escuelas con 13 mil 650 millones; de mil 225 inmuebles históricos por 8 mil millones; y mil millones para instalaciones del IMSS.