Héctor Escobar en el Congreso, luz y sombra de la educación en Tamaulipas

0
2399

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La comparecencia del secretario de Educación de Tamaulipas ante el pleno del Congreso del Estado, dibujó un sombrío panorama del sistema educativo: Rezagos y carencias.

Representantes de Morena, PRI y  Nueva Alianza descalificaron a Héctor Escobar Salazar como responsable del área, a un año de su nombramiento.

-Es su falta de compromiso y responsabilidad. Prefiere hacer caso omiso que proceder  al debido cumplimiento del deber -le dijo el diputado Rogelio Arellano Banda, del PANAL.

Aunado a exposiciones de las corrientes partidistas, Escobar presentó un escenario de pocos avances en la instrucción de los tamaulipecos.

El nivel preescolar se proporciona al 65 por ciento de los niños; el 92 en secundaria, el 79 por ciento a media superior y, a nivel de licenciatura, apenas llega el 31 por ciento de nuestra juventud.

Resumió que más de 500 mil tamaulipecos -mayores de 15 años- no tienen terminada su instrucción secundaria.

Esto pese a que hay 53 mil 211 trabajadores del sistema en seis mil 488 escuelas.

Doce de cada 100 estudiantes no terminan la preparatoria; ocho no culminan la secundaria y cuatro de cada 100 abandonan la primaria.

Las evaluaciones no andan mejor. De cada 100 estudiantes 73 se sitúan en niveles muy bajos en lenguaje, comunicación y matemáticas.

Menciono haber recibido una secretaría “con procesos burocráticos lentos e ineficientes”, y él se propone “transitar a una secretaría abierta, moderna y menos burocrática”.

Para evitar la deserción, agregó, el gobierno ha implementado un programa de 383 millones de pesos estatales y 72 federales, para el otorgamiento de becas.

En la exposición de los partidos políticos, al matamorense no le fue tan bien.

El diputado Rogelio Arellano Banda dijo que, a un año de la llegada de Héctor Escobar, en las escuelas hay carencias de mesabancos, pizarrones, computadoras, impresoras y hasta folders, algo que no le fue desmentido.

Los trámites que la secretaría solicita a las supervisiones, jefaturas de sector, direcciones y dependencias en general, quieren que se hagan por la vía digital, “lo que conlleva a necesitar Internet, computadoras, impresoras, material de oficina, de lo cual se carece”, agregó Arellano.

-Pretendimos ser aliados de la secretaría a su cargo, sin embargo durante el camino nos encontramos con dificultades  para su acercamiento y el diálogo institucional -reiteró.

La exposición de la priísta Copitzi Hernández García fue similar.

-La línea de mandos (en la SET) está desdibujada. Se perciben conflictos internos en su dependencia, que obstruyen el trabajo en equipo que se requiere.

Resumió sobre la actuación de Escobar al frente de la SET:

-El veredicto de las profesoras y profesores del estado no es favorable.

En busca de soluciones a los problemas educativos de Tamaulipas, el secretario dijo que han firmado cuatro convenios con las universidades Texas Southmost College, Houston Baptist University, Universidad Técnica de la República de Costa Rica, Laredo Community College, y en noviembre firmará otros cinco con University of Houston Downtown, Colegio del Mar en Corpus Christi, Alamo College San Antonio, Austin College y Arkansas State Univesity

CAUSA LA INDIGNACION DEL SECRETARIO

Llegó sonriente y saludó de mano a las integrantes de la Directiva.

En 20 minutos expuso el contenido de sus 13 cuartillas que llevaba preparadas.

Al dar respuesta a la primera ronda de preguntas se le subió la sangre. Indignado expuso:

-He leído sobre el tema pero me da mucha tristeza escucharlo aquí, en este Congreso por una representante del pueblo, emplear la palabra extranjero como un adjetivo que hace valer menos a una persona.

Se refería lógicamente al subsecretario Julio Herminio Pimienta Prieto, de quien se sabe es de origen cubano.

Metió las manos por él ante la afirmación de la priísta Hernández García quien, momentos antes, había manifestado desde la tribuna que los maestros de aula han sido ninguneados por la secretaría.

-Es más, han sido torpemente criticados por extranjeros adscritos a su dependencia, ofendiéndolos y culpándolos de los resultados educativos en nuestro estado.

Agregó el funcionario que Pimienta  “es un pedagogo muy relevante en Latinoamérica y tiene casi 25 años de ser mexicano”, palabras que le merecieron el aplauso de la porra oficial.

Es que asistieron dos porras, oficiales y disidentes. Los primeros aplaudieron al secretario y a los diputados que “pusieron” la bola para que metiera gol.

Los disidentes (mujeres identificadas con el área de Preescolar) aplaudieron a la oposición, a los representantes de Morena, PRI y PANAL.

EL RECINTO, UN SHOW DE APLAUSOS

Escobar ya tiene su doctorado. Se acaba de titular en la especialidad “educación media y evaluación de la intervención educativa” por la Universidad Anáhuac.

Su comparecencia ante Congreso paralizó las oficinas de la Secretaría. Llevó como aplaudidores a un promedio de 150 funcionarios, desde subsecretarios a jefes de departamento. El escenario se convirtió en un show.

Los aplausos de su gente obligaron a la presidenta de la mesa Directiva, Ana Lidia Luévano de los Santos, a llamar al orden en tres ocasiones.

A las 13:55 Escobar culminó su discurso. Le siguió un largo aplauso del personal bajo su mando.

La presidenta de la sesión hizo un llamado al orden.

Pero eso no detuvo a los aplaudidores, que continuaron.

-Moción de orden para continuar -repitió por segunda ocasión desde el micrófono.

Como los funcionarios de la SET, eufóricos, continuaron la ovación para su jefe, la presidenta de la sesión se pronunció con más energía.

-¡Les exijo el estricto acatamiento a este llamado de orden!

Hasta entonces le hicieron caso.

Las preguntas a las que Héctor Escobar no dio respuesta, pese a que le fueron presentadas en dos ocasiones y en réplica:

María de la Luz del Castillo Torres, de Morena, quería saber cuántos maestros tiene la secretaría comisionados al SNTE y cuántos aviadores han sido despedidos.

El priísta Anto Tovar García, interrogó cuántas escuelas han sido pintadas con el color (azul) que es emblema de un partido político, y si las cinco mil 437 que funcionan en Tamaulipas recibirán el mismo trato.

Héctor Escobar Salazar guardó silencio.