La deuda sospechosa

0
1397

Óscar Jiménez

Cd. Victoria, Tamaulipas.-   El PRI Tamaulipas mantiene una deuda de 15 millones 658 mil 513 pesos con 97 centavos con la empresa HIPERCOLOR S.A. de C.V.

Y aunque no tendría nada de ilegal el simple hecho de tener una deuda, en este caso hay algo que de entrada no huele bien, pero aclaro que será la autoridad competente quien determine lo legal o ilegal del reclamo para saldar el adeudo.

Me explico. Resulta que en el año 2010 el PRI Tamaulipas, teniendo como presidente del comité directivo estatal a Ricardo Gamundi Rosas, como jefe de prensa a Jorge Vela Villarreal (quien actualmente desempeña este mismo cargo) y como tesorero a Carlos Edgar Laurent Castro, presuntamente contrata a la empresa HIPERCOLOR para que se encargara de “la producción de la propaganda y publicidad” de la campaña del candidato a gobernador tricolor Rodolfo Torre Cantú.

Hasta ahí todo bien. Pero resulta que durante todo el sexenio siguiente presuntamente el PRI no pagó todo el adeudo con la empresa en mención que se elevó de 17 millones 552 mil 899 pesos con 97 centavos a 20 millones 361 mil 363 pesos con 97 centavos, debido a la suma del IVA de la cantidad original.

El IVA de la cantidad original fue de 2 millones 808 mil 464 pesos. Y a esos poco más de 20 millones de pesos se hicieron algunos abonos.

Hubo 3 abonos: el 17 de mayo de 2010, el 18 de junio de 2010 y el 09 de septiembre de 2010. Los abonos dieron un total de 4 millones 702 mil 850 pesos.

Debido a esos abonos la deuda quedó en 15 millones 658 mil 513 pesos con 97 centavos, dinero que está reclamando la empresa HIPERCOLOR al comité directivo estatal del PRI que en nuestros días preside Sergio Guajardo Maldonado y el tesorero es Eugenio Benavides Benavides y el jefe de prensa es Jorge Vela Villarreal.

Hasta ahí la danza de números y fechas que tienen contra la pared a las finanzas del PRI Tamaulipas en este 2017, y que hasta este momento nadie ha informado a la militancia de ese adeudo. Tampoco se ha dicho quien es el (o los) propietario(s) de la empresa y si efectivamente entregó “la producción de propaganda y publicidad” a las bodegas del tricolor.

Pero además lo que parece sospechoso es que Carlos Edgar Laurent Castro dejó de ser tesorero del PRI Tamaulipas el 9 de septiembre de 2010, y pasaron casi 6 años y de pronto, de la nada, se aparece este señor y se va a un notario público y sin personalidad jurídica ni interés partidista acepta que sí, que el PRI debe todo ese dinero.

Sí, se fue solito a un notario público y le reconoce todo ese dinero a HIPERCOLOR (sin ser ya tesorero del PRI Estatal), y la empresa ya con el documento firmado por Carlos Laurent presenta querella para solicitar que le paguen esa suma millonaria.

Hasta donde tengo entendido HIPERCOLOR no presentó ninguna petición durante los casi 6 años al PRI para que le pagara ese dinero, y ahora de la mano del ex tesorero lo hace.

Pero déjenme y les digo que las crónicas extraoficiales dijeron en el 2010 que durante los meses de septiembre a diciembre, el Ing. Egidio Torre Cantú despachó en su casa particular en el Fraccionamiento Los Naranjos de Cd. Victoria (al lado de la residencia oficial de los gobernadores de Tamaulipas) todo tipo de casos, incluyendo los financieros, que tenían que ver con la campaña de Rodolfo Torre Cantú, al que él sustituyó como candidato a gobernador una vez que fue asesinado.

Vaya pues que Egidio Torre se dedicó a pagar todo porque no quería compromisos ya que estaba muy dolido por el asesinato de su hermano Rodolfo.

Por eso se hace raro, aunque no es imposible, que haya dejado el adeudo de HIPERCOLOR, y más cuando el que contrajo la deuda era Carlos Laurent.

Que en ese entonces la hija de Carlos Laurent Castro era novia de Carlos Morris Torre sobrino de Egidio Torre Cantú, gobernador electo en el 2010.

Tiempo después Carlos Laurent se convertiría en consuegro legal de la hermana de Egidio Torre Cantú al llevarse a cabo la boda de la hija del ex tesorero del PRI y el sobrino del gobernador de Tamaulipas de ese entonces, por lo que parece no creible  que el hermano (el gobernador) de la consuegra de Carlos Laurent lo haya “dejado colgado de la brocha” con esa deuda que contrajo cuando fue tesorero del PRI Tamaulipas.

En fin, que la empresa HUPERCOLOR dejó pasar casi 6 años para cobrar sus más de 15 millones de pesos, y se presentó un mes antes de que el PRI dejara la gubernatura de Tamaulipas en el 2016 exigiendo su dinero.

Mire usted, yo no soy autoridad para decir que no hay tal adeudo, pero a poco no se hace sospechoso de que se presente con una carta de reconocimiento de deuda de un ex tesorero que tenía la cabeza escondida en un hoyo y que hacía mucho que no hacía vida pública.

Pero además no se presentan contratos por escrito al haberse contraído la deuda, no hay papelitos. Bueno, al menos no se han dado a conocer por parte del PRI.

Y creo que esa deuda es de interés ciudadano ya que se estaría pagando con dinero público, además de que Carlos Edgar  Laurent  Castro no tiene muy buena fama pública que digamos, sin que esto signifique una acusación formal.

¿Por qué? Bueno, primero porque finalmente emparentó con la hermana de Egidio Torre Cantú, y también porque en la vida diaria del sexenio de Eugenio Hernández Flores mucho rodaron los trascendidos (sin comprobar) de que Carlos Laurent era una engranaje del sistema financiero que implementó en los presupuestos públicos Óscar Gómez Guerra, cuñado (casado con su hermana Elsa) de Geño Hernández.

Y por si ser cuñado y haber estado presuntamente al frente de un sistema financiero familiar en gobierno del estado de Tamaulipas no fuera poco, Óscar Gómez es acusado en los Estados Unidos de lavar dinero. Vaya pues, el cuñado de oro puede ser el siguiente miembro de la familia Hernández Flores que se vaya a la cárcel por manejo ilegal de dinero en la Unión Americana.

Por todo ello es que el PRI Tamaulipas de Sergio Guajardo debe de: 1).-Informar los pormenores de la deuda de los poco más de 15 millones de pesos con la empresa HIPERCOLOR; 2.-Decir los nombres o el nombre de los propietarios de esa empresa; 3.-Por qué la ex presidenta Aída Zulema Flores Peña no informó nada de este asunto; 4.-Aparte de la carta notariada firmada por Carlos Edgar Laurent Castro reconociendo extemporáneamente la deuda con HIPERCOLOR , ¿la empresa muestra algún recibo de firmado en el 2010 donde se contrajo la deuda? etc.

Para terminar diremos que todo esto al menos a simple mirada parece sospechoso, pero la calidad de ilegal o legal la deberá determinar la autoridad judicial pertinente. Tiempo al tiempo, mientras el PRI debe acostumbrarse a rendir cuentas a su militancia… ¿o es mucho pedir?

MAQUIAVELITO

… En septiembre de 2017 Tamaulipas ocupó el lugar número 13 en secuestros a nivel nacional.