No habrá tregua: gobernador

0
1276

Oscar Contreras Nava

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca expresó en conferencia de prensa que el programa “Unidos por Reynosa” busca cambiar la imagen de esa ciudad, pero también darle a los reynosenses la recuperación de espacios públicos, mejores vialidades y especialmente seguridad, para que puedan trabajar, vivir en paz y con tranquilidad.

Al abordar nuevamente el tema del presupuesto federal expresó que en breve estará en la Cámara de Diputados y se reunirá con los diputados, pero de manera respetuosa les dijo a los legisladores, que deben “ponerse las pilas”, ya que representan al estado que está generando la mayor inversión en el tema energético en el país y tiene que haber congruencia en la federación, porque “por supuesto que necesitamos mayores recursos”.

Pero señaló, que no es necesario que el gobierno estatal los maneje, sino que la federación los etiquete y lo hagan a través de sus delegaciones como Comunicación y Transporte, Conagua, Desarrollo Rural, Desarrollo Social, Sedatu etc.

Es decir, si Tamaulipas representa el mayor cluster de energía en México, es justo que el gobierno federal aporte recursos suficientes para modernizar y mejorar las carreteras, la infraestructura de servicios en las zonas urbanas, así como también, crear partidas especiales o adicionales y con ello, generar las condiciones más adecuadas para el establecimiento de las numerosas empresas que llegarán al estado.

Claro que en materia de seguridad el gobernador fue muy preciso y dijo: “el gobierno de Tamaulipas no dejará de invertir, no escatimará recursos para garantizar la seguridad de los tamaulipecos, por ello se construirá un C5 en Reynosa, para poder cubrir las necesidades de esta ciudad y de todo el estado”.

Es importante comentar que un “C5” es el Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo más moderno que existe tecnológicamente hablando y desde ahí, el grupo de Coordinación Tamaulipas podrá controlar las acciones de las fuerzas federales y estatales que le dan seguridad a los ciudadanos.

También comentó que se construirán en las principales ciudades del estado, seis módulos de seguridad, tipo cuartel militar, para que los policías estatales tengan un lugar digno donde descansar, entrenar y prepararse, porque no le parece que sigan durmiendo en hoteles como se hizo en el pasado.

Al realizar el mandatario estatal un breve balance de su primer año de administración, señaló que se están sentado las bases que van desde acabar con las prácticas del pasado, para poner orden y recuperar la confianza de la gente.

Dijo que se tienen avances significativos, pero sólo destacó tres:

Primero. En tan sólo un año creció el número de empleos y fue tal su incremento que esto no se tuvo en 16 años.

Segundo. El turismo rompió record, aumentaron los turistas y visitantes, nacionales y locales. Esto es un buen indicador y signo de confianza.

Y Tercero. Tamaulipas subió en la tabla de seguridad de manera positiva, ya que se escalaron nueve posiciones y esta es una buena señal de que se están haciendo las cosas bien.

Finalmente, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca siendo muy puntual con su posición ante la delincuencia organizada manifestó:

“Aquel que piense que va a haber algún acuerdo por parte de mi gobierno, como lo hubo en gobiernos pasados, -con la delincuencia organizada- eso no va suceder hoy, no va a suceder mañana y no va a suceder nunca en mi administración. Vamos a reestablecer el orden y el Estado de Derecho y no habrá tregua contra los violentos, ellos lo saben y esa es la manera en que estamos actuando”.

Apunte final. Nadie puede negar que Chuchín de la Garza Díaz del Guante es un buen católico, un ciudadano ejemplar y un amoroso padre de familia, responsable y trabajador y eso, todos los matamorenses lo saben.

Sin embargo, al llegar a la presidencia municipal cambió y esas virtudes que lo han caracterizado a lo largo de su vida, no se han reflejado en la respuesta que les ha dado a los 14 trabajadores del municipio que laboran porque no los quieren jubilar, pero no les dan atención médica ni mucho menos medicinas.

Por ejemplo, tenemos el caso de Juan Rodríguez Islas, un hombre de 75 años quien tiene cáncer en la piel y lo obligan a ir a renovar su incapacidad cada 30 días y esto es algo inhumano, porque el señor muy a penas con su alma.

Claro que no sabemos, bien a bien, si esto Chuchín lo sabe, pero lo que sí sabemos es que sus asesores sí tienen conocimiento de esta grave situación y nadie se explica por qué actúan de esa manera.

El tema da para muchos comentarios más y pronto se los daremos a conocer, pero si Chuchín cree que podrá reelegirse teniendo a cuestas esta pesada carga moral de los 14 trabajadores a los que no les ha cumplido, pues ya veremos si su partido lo hace candidato nuevamente y no es porque no quieran, sino porque en lo legal, tendrá un proceso pendiente por el cual deberá responder. Ni más ni menos.