AMLO en ‘caballo de Hacienda’

0
870

Max Ávila

El autor es Premio Nacional de Periodismo 2016.

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Ya en serio…¿quién podría competir con AMLO por la presidencia de México?. Difícil que algún partido, alianza, “frente” o coalición y sus respectivos candidatos puedan lograr de manera personal el nivel de aceptación alcanzado por el tabasqueño. Quizá Margarita Zavala se acerque (en caso de convertirse en “independiente” tras reunir los ochocientos mil y pico de firmas exigidas por el INE) aunque la mujerona tendrá que vencer otros obstáculos como la “mala entraña” de algunos de sus ex compañeros panistas que no pierden oportunidad para restarle méritos.

¿Quién podrá con López Obrador?, pregunto y me pregunto. No será Ricardo Anaya este joven de excelente verborrea y envolvente labia que bien utiliza para encubrir las sospechas de su enriquecimiento. No será el dirigente azul, digo, por la sencilla razón de que representa el ala más conservadora del azul lo cual significa un riesgo para la sobrevivencia de instituciones relacionadas con el desarrollo social.

Ricardo sería candidato de un sector de la clase media alta y el clero fundamentalista pero nada más. Usted dirá que en sus últimos discursos como que se apropia de banderas de interés social como “el bajón” al costo de los combustibles y el incremento hasta del trescientos por ciento al salario mínimo. Y es cierto, solo que a estas alturas del juego los votantes ya tienen bien claro de que se trata la sucesión presidencial y se trata de un cambio verdadero y no de las simulaciones a las que nos acostumbramos desde que la Revolución se hizo gobierno. Con ciertas excepciones, claro, que ya sabemos cuáles fueron.

Pero no solo podrían ser Margarita Zavala o Ricardo Anaya adversarios de AMLO. También figuran José Antonio Meade (a quien los medios y “analistas” oficiosos consideran beneficiado con “el dedazo presidencial). También figuran Osorio Chong (el único político del gabinete). En este sentido el columnista supone que el PRI “finta” con el titular de Hacienda para “colar” al secretario de Gobernación. Tal vez, a lo mejor, podría ser, igual y si, es posible…uno nunca sabe.

No olvidemos que hacia el interior del sistema se enfrentan técnicos y políticos. Los primeros cuentan con el aval de EPN (personificado en Videgaray) y los segundos agrupados en la tradición histórica del tricolor de alguna manera liderados por Manlio Fabio Beltrones.

Mientras tanto el perredismo está en la disyuntiva de jugársela con el candidato surgido del “frente” aunque sea panista como Anaya, o buscar por “la libre” algún valiente que pudiera ser Miguel Ángel Mancera.

Sea como fuere, lo cierto es que a escasos días se saber “por dónde arriarán” partidos, coaliciones, alianzas, “frentes” u lo que sea, el escenario rumbo a la presidencia de la república sigue favoreciendo a López Obrador…y ni modo que sea invento.

SUCEDE QUE

Todo está listo para la protesta de José Andrés Suárez Fernández como Rector de la UAT. Será el día treinta del presente mes aunque formalmente asumirá el cargo el primer día del próximo año. Sin embargo hasta ahora no han trascendido quiénes han de figurar en los respectivos cargos lo cual indica que existe mucho cuidado en su selección. Es bueno señalar que el prestigio de la máxima casa de estudios obliga a que el cambio sea bajo observancia institucional. No puede ser de otra manera siendo la UAT un patrimonio forjado durante muchos años por la sociedad. ¡Y vaya que ha costado!.

Mientras tanto, dícese que la renuncia de Héctor Escobar a la secretaría de Educación es un hecho. (Recientes rumores la sitúan para los días últimos del mes en curso). No es secreto que dicho funcionario aspira a un cargo de elección que podría ser de carácter federal ante la dificultad de ser candidato a la alcaldía matamorense. Sin embargo su muy probable retiro no deja de crear incertidumbre en el sector. ¿Qué pasará en las subsecretarías de educación básica y media superior cuyos titulares fueron invitados por Escobar para laborar a Tamaulipas sustrayéndolos de sus labores académicas de la universidad Anáhuac?. Ya no será lo mismo, digo yo. ¿Traerían boleto de regreso?.

Por otra parte es posible que el PRI rescate importantes espacios en las próximas elecciones con todo y que la militancia fue abandonada por algunos de sus más caros y preclaros “próceres”. Usted dirá que son los mismos que ahora se dejan ver con la esperanza de conservar privilegios partidistas. Tiene razón porque estando en juego diputaciones federales y senadurías vuelven a presumir que son tamaulipecos…como decía mi sagrada abue: “¡que el diablo se los crea!”.

Y hasta la próxima.