Anuncian saqueo

0
856

Marco A. Vázquez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Según estudios de organismos que se dedican a los análisis económicos en México seis de cada 10 compras que se hacen durante el llamado Buen Fin se hacen por impulso, convencidos de presuntas ofertas en facilidades de pago o simple y sencillamente para presumir a los amigos y amigas.

Por supuesto, las compras no planeadas tienen como resultado la quiebra de la economía familiar, deudas que se pueden convertir en impagables, estrés y hasta problemas en los matrimonios que se acusan unos a otros de dichos despilfarros.

El acto, con poco margen de error, se puede decir que se realiza por la complicidad de gobierno federal y empresarios, unos eliminando impuestos y pagando por adelantado a los compradores y los otros “ofertando” con facilidades de pago en las que intervienen hasta los bancos que de buenos samaritanos no tienen nada.

Es un hecho que El Buen Fin pudiera servir de mucho, sería un extraordinario programa si se dieran facilidades en el pago de deudas o si se pensará en ofertas realmente benéficas para las familias, el problema es que se ponen descuentos o presuntos beneficios en productos inservibles.

Exacto, los empresarios saben muy bien qué las ofertas disfrazadas de 2×1 o 3×2 les funcionan perfectamente y poco les importa que el consumidor se vaya con la idea de que se ahorro mucho dinero aunque no vaya a necesitar los dos celulares o las ocho llantas que consiguió para su carro.

Parte, o mucho, de la culpa la tenemos nosotros que no hemos aprendido a comprar lo que realmente necesitamos, todavía peor, no nos cae el veinte de que el dinero en las tarjetas de crédito no es nuestro ni regalado, que de travesar por un problema y atrasarnos en pagos podría salirnos mucho muy caro y hasta el pasar por problemas legales.

Es tiempo, en ese sentido, que se prepare para el fin de semana, que piense en su familia y, sobre todo, entender que ya pasaron las épocas de presumir y vivimos en la era de ser mejores administradores, en empezar a gastar lo que tenemos y no lo que presumimos tener.

Si, salga a las tiendas, vaya y compare precios en los tres o cuatro días que dura el programa, quizá le convenga revisar los precios de los juguetes si tendrá que ayudarle a Santa Clos, tal vez ya sea tiempo de que cambie el refrigerador que tanta luz le consume por otro que ahorra, igual se puede dar un gusto con una televisión o un celular nuevo que le ayude a sustituir ese que ya tiene la pantalla como la red del hombre araña, le insisto, pero revise muy bien si en verdad son ofertas, si podrá pagarlo sin estresarse o si realmente le es útil.

A nivel nacional las compras en El Buen Fin serán de miles de millones de pesos, en Tamaulipas las organizaciones empresariales presupuestan vender 2 mil 500 millones de pesos, según los estudios, e 60 por ciento de los mismos será un despilfarro, entonces, cuídese y proteja a su familia, piense en ellos antes de gastar el dinero.

Así es, lo que viene será un saqueo que largamente se ha anunciado, hay complicidades sin duda alguna pero no pierda de vista que usted será el mayor culpable de lo que con su economía suceda, que estos días le pueden servir para ahorrar realmente el dinero si invierte inteligentemente pero que también lo pueden hundir al paso de los meses si solo se da el lujo de pedir fiado o encharcarse comprando con la tarjeta de crédito cosas que ni necesite.

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com