El ciudadano Meade

0
132

Oscar Contreras Nava

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El tecnócrata José Antonio Meade busca que los mexicanos lo reconozcan  como un ciudadano más, pero si esto fuera real, no estaría a punto de ser candidato del PRI a la presidencia de la República.

Su amigo Luis Videgaray, alter ego de Peña Nieto, asegura que es un candidato ciudadano por no pertenecer a ningún partido, sin embargo eso no le garantiza ganarse la simpatía de los mexicanos.

Pues no, porque simple y sencillamente un ciudadano normal y corriente no tendría la oportunidad ni siquiera de representar a los priistas en la próxima contienda electoral.

José Antonio Meade es uno de los 300 privilegiados mexicanos que integran la alta burocracia de este país y eso de auto llamarse candidato ciudadano ofende la poca o mucha inteligencia de la gente.

Ciudadano son todos aquellos que han tenido que padecer las decisiones de los neoliberales, ese grupúsculo de mexicanos que se fueron a estudiar a los Estados Unidos para luego volver a México y entregárselo con sus reformas estructurales a la globalización y el libre comercio.

Si Meade fuera como Pedro o Juan, Luis o Enrique, es seguro que fuera creíble, pero eso de candidato ciudadano, es sólo un cuento para engañar a quien se deje.

Sin duda está argucia es parte de la estrategia publicitaria que le han diseñado sus manejadores de imagen, para tratar de bajarlo de la alfombra por donde siempre se ha movido.

Pero bueno, así es la estrategia con la que el grupo en poder y el PRI buscan  posicionar al Ciudadano Meade, para que luego llegando a la presidencia de la República, acabe de darle la estocada final al país y se genere más inseguridad y violencia, que al final de cuentas a ellos les conviene. ¿Verdad?

Para finalizar, efectivamente ciudadano Meade no tiene cercanía con ningún grupo político en Tamaulipas, aunque no dicen que el único al único tamaulipeco que conoce es al economista Adrián Gallardo Landeros. ¿Lo recuerdan?

Sí. Es aquél matamorense que el sátrapa de Manuel Cavazos Lerma engañó con hacerlo diputado federal y luego Tomás Yarrington Ruvalcaba alejó de Tamaulipas.

Por supuesto que Geño Hernández Flores y Egidio Torre Cantú no lo tomaron ni en cuenta para integrar un equipo de trabajo.

Así que él es el único tamaulipeco que el Ciudadano Meade conoce del estado  y no quisiéramos ni siquiera imaginarnos cuando le pida opinión sobre lo piensa de sus paisanos que ya muchos de ellos, presumen que forman parte de su grupo. ¿Cómo la ven?

Apunte final. Por la importancia que tiene para los reynosenses hemos tomado del espacio de Facebook del periodista Carlos Cortes García su opinión con respecto a la posible candidatura a diputado federal del junior de Maki Ortiz, la presidenta municipal de Reynosa y la cual dice así…

“Los ciudadanos de Reynosa se preguntan qué merecimientos tiene este muchacho, fuera de ser hijo de Maki. ¿Conoce Reynosa? No… ¿Tiene experiencia legislativa? No… ¿Tiene militancia partidista? No… ¿Ha hecho un buen trabajo en el DIF Municipal? No… ¿Se ha puesto al lado de los ciudadanos que más lo necesitan? No. Incrementó los costos de los servicios en 300%. ¿Se lo imagina de Diputado? Yo la verdad no. Ojalá y no se vayan con la finta porque hay quienes tienen militancia, experiencia, trabajo y pueblo. Este muchacho viajando en camioneta blindada lo único que hace es ofender a los ciudadanos”.

Por cierto y para acabar con esta colaboración, hemos recibido varios correos solicitando la dirección, el teléfono, correo electrónico, celular, aplicación o espacio de Facebook o Twitter, para que los tamaulipecos denuncien las acciones de los funcionarios corruptos.

Si alguien del Comité Estatal Anticorrupción lee estos párrafos por favor que nos avisen dónde y en qué lugar o espacio pueden hacerlo, para informar a nuestros lectores y puedan atender sus denuncias. Ni más ni menos.