Indaga SAT a mexicanos aparecidos en el Paradise Papers

0
1196

Agencias

Ciudad de México.- Hay 87 mexicanos con operaciones offshore cuya situación fiscal se revisará conforme a las bases del datos que tiene el Servicio de Administración Tributaria (SAT), explicó Osvaldo Santín, jefe del organismo.

Se trata de los mexicanos cuya información fue filtrada a través de los Paradise Papers, investigación del International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ).

El SAT ya ha comenzado a revisar la información dada a conocer por el ICIJ y los nombres y datos están siendo analizados para corroborar las identidades fiscales de manera unívoca a través de RFC, explicó en entrevista al término de la presentación del Portal de Contrataciones Abiertas del Gobierno federal.

De acuerdo con Santín, en este momento al SAT le corresponde verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de las personas identificadas con actividades offshore.

«Ya estamos llevando acabo la explotación del información en nuestras bases de datos institucionales de lo que resulte de este primer cruce se determinará cuáles son los siguientes pasos para determinar cuáles son las consecuencias en materia fiscal.

«En caso de identificarse que haya algunas discrepancias entre la información de los reportes y la información que tenemos nosotros dentro de los sistemas, se iniciará el ejercicio de algunas facultades», dijo.

Las facultades, según explicó, van desde una carta invitación hasta auditorías, para lo cual es posible solicitar información adicional a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la CNBV y aprovechar los acuerdos internacionales de intercambio de información con las jurisdicciones que cuentan con características de paraísos fiscales.

Al respecto, el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, reiteró que la información que se reciba a través de la investigación periodística será objeto de revisión por parte de la autoridad fiscal.

«Como en todos los demás casos, toda la información que nos llegue será objeto de procesos de investigación por el SAT, en los mismos términos que los fueron los Bahamas Leaks y los Panamá Papers.