Independientes a la báscula

0
1158

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- No será fácil para los aspirantes independientes a las alcaldías formar sus planillas de cabildo. La autoridad les quiere espulgar hasta el último peso en bienes y valores que posean.

En los tiempos de inseguridad que vivimos, pocos son los ciudadanos que se atreven a publicar los billetes que tienen en el banco, propiedades y joyas. Ni las deudas quieren difundir.

No es día de campo, ni ellos ni sus amigos, a menos que haya una decisión interior muy fuerte.

Quienes aspiren a alcaldías, sindicaturas y regidurías, propietarios y suplentes, tienen que presentar lo que se llama “informe de capacidad económica” que significa una radiografía total de sus ingresos y egresos, cuentas bancarias, lana bajo el colchón y deudas.

Deben explicar sobre inmuebles, vehículos, inversiones, honorarios o sueldos, intereses  y rendimientos anuales, ingresos por rentas. Todo aquello que tenga un valor.

Si la actividad es la ganadería, el número de semovientes mayores o menores, gallinas, burros y todo elemento que respire.

Del hogar, electrodomésticos, muebles, computadoras, joyas, pinturas.

Además los gastos personales y familiares en un año, pérdidas de capital, abonos a bancos, pagos de colegiaturas de los hijos. Nada tiene que escapar al ojo auditor del Instituto Electoral de Tamaulipas.

Antes de presentar al IETAM su intención (de participar), los libres tienen que integrar una AC (asociación civil) debidamente notariada, registrada ante la Secretaría de Economía y el Instituto Registral y Catastral del Estado.

Los socios necesitan que ser, por lo menos, el candidato a presidente municipal, síndico o síndicos y regidores, el representante legal y el encargado de la administración. Nada que para el último minuto.

Registrarse ante la Secretaría de Hacienda es el eslabón final.

Sigue reportar los trámites al árbitro electoral y, de pasadita, demostrar la apertura de tres cuentas bancarias: Para la recepción de financiamiento público y del propio candidato; para recibir las aportaciones de simpatizantes, y el ingreso por autofinanciamiento.

En apariencia, son los motivos por los que Nayma Karina Balquiarena Pérez, en el municipio de Victoria, no ha podido acudir al órgano a presentar su intención. Se hablaba que sigue tratando de integrar la planilla.

Sus problemas comienzan desde el momento del registro de la asociación. Ya existe una denominada Vive Mujer, misma que es presidida por su marido Rafael de la Garza Cipriano. Ahora quiere Vive Mujer Independiente, que para efectos de la Secretaría de Economía es una redundancia.

Sin embargo el atorón más grande se dará en la reunión de las firmas para conseguir el registro como candidata.

Necesita el apoyo de por lo menos siete mil 162 ciudadanos con su respectiva credencial de elector y firma, vigente en el municipio y sin duplicados.

Al igual que otros que manifiesten su intención de ser candidatos, Nayma tendrá como plazo del 8 de enero al 6 de febrero del 2018 para conseguir esos apoyos. Casi un mes.

De los 150 seccionales que tiene el municipio capitalino, requiere levantar firmas en 76 de ellos (el uno por ciento de la lista nominal).

Los topes de gastos para hacer dicho trabajo fueron autorizados por el Consejo General del IETAM. El monto es según el número de ciudadanos enlistados en cada municipio.

Volvemos al caso de Karina. Tiene un holgado presupuesto de 959 mil 688 pesos con 99 centavos.

Viene siendo más o menos la cantidad en efectivo que recibió de la SEDESOL federal, en apoyos a fondo perdido para la organización civil que preside Garza Cipriano.

Se entiende que la ex Miss Tamaulipas 1998 reúne los requisitos del reglamento de registro: “Tener un modo honesto de vivir, saber leer y escribir, y no estar en los casos previstos en el artículo 106 del Código Penal del Estado”.

Y que tampoco cobra en alguna dependencia pública por ahí en 16 Hidalgo y Juárez, allá en La Loma o en 17 Hidalgo, y que no tiene a su cargo mando de fuerza pública.

De los 43 ayuntamientos, es Reynosa donde los sin partido necesitan más apoyos, 14 mil 831 firmas. El mínimo es en  San Nicolás, con 33 ciudadanos.

En Matamoros un independiente puede inscribirse con once mil 473 firmas; en Tampico con siete mil 285 y en Palmillas con 50.

En otros temas, el Gobierno del Estado invitó a  tres empresas para que presenten presupuestos para la sustitución del alumbrado público de la avenida 17 en la ciudad capital. Forma parte del gran proyecto que modernización que está en marcha desde el lunes.

Ya había convocado pero el proceso se suspendió antes de dar el fallo. Se presentaron los invitados con sus propuestas: Bienes y Servicios Comerciales, Constructora Ferguevic y Dhiq, con un promedio de 13 millones de pesos por la realización de los trabajos.

De pronto los jefes de Obras Públicas cancelaron todo. El 30 de octubre fue diferida la fecha del fallo -“para la revisión detallada de las propuestas”- hasta el 6 de noviembre.

Se vuelve a convocar y a alguien se le asignarán los trabajos.

Por cierto, la Secretaría de Administración que comanda Don Jesús Antonio Nader convocó para la compra de 13 vehículos modelo 2018 que sean bastante ahorradores de gasolina.

Quiere de cuatro puertas, cuatro cilindros, 2.0 litros de gasolina, 16 válvulas, color blanco todos. De ellos, 10 que tengan rendimiento de 17.9 kilómetros por litro, dos de 19.6 y uno con rendimiento de 19.6 kilómetros. Ya vendió la “chatarra” y anunció que otros vehículos del Gobierno serán rentados.

Ahora una buena noticia. En Mérida, Yucatán, el Rector de la UAT, Enrique Etienne Pérez del Río encabezó la firma de acuerdos que fortalecen alianzas de colaboración académica con instituciones de México, Colombia y Perú.

Firmó por la Universidad de Yucatán, el Rector José de Jesús Williams; la Rectora de la Universidad de Boyacá, Colombia, Rosita Cuervo Payeras, y el Rector de la Universidad Andina de Cusco, Perú, Emeterio Mendoza Bolivar.

Esto se realizó en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Yucatán, en Mérida, en el marco de los trabajos del Cuarto Coloquio de la Red Internacional de Evaluadores (RIEV), en el que participaron universidades de países de Latinoamérica y el Caribe.