Vende taekwondoín su riñón para costear fiesta de su hija

0
790

Agencias

Buenos Aires.- Se dice que muchos padres darían lo que fuera por la felicidad de sus hijos y Maximiliano Javier Almandoz, un taekwondoín argentino, es el claro ejemplo al poner en venta su riñón para cumplir un sueño de su hija.

Maximiliano ganó dos medallas de oro en el extranjero y una plata a nivel nacional pero reconoció que no se puede vivir del taekwondo.

«Vendo riñón para hacerle la fiesta de 15 años a mi hija», escribió el argentino en una nota periodística de la cadena RT, donde decenas de personas ofrecen sus írganos desde distintas partes de América Latina.

Además de las artes marciales, GAlmandoz, tiene un almacén en González Catán, provincia de Buenos Aires, Argentina.

«Trabajo 17 horas por día, de lunes a lunes, no tengo alternativa», narró el argentino al medio ruso donde afirmó que gana aproximadamente 800 dólares mensuales entre sus dos trabajos.

Su hija, Araceli, es la razón por la que trabaja de sol a sol y tratará de hacer todo lo posible para que ella tenga su fiesta de XV años.