Amenaza PRD a Rivas y Amparán

0
1126

Oscar Contreras Nava

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Hace uno días, el perredista Cuitláhuac Ortega Maldonado, declaró que no apoyarán la reelección de Alma Laura Amparán y Enrique Rivas Cuellar y esto causó una gran sorpresa, perplejidad y desconcierto, entre la clase política del estado.

Y es que el PRD tamaulipeco nunca ha sido una gran fuerza política como para preocupar a sus adversarios. No tiene una visible militancia activa y si la tiene, no pasan más de 20 o 30 ciudadanos, que son contratados la mayoría de las veces temporalmente por los concesionarios de este partido.

Nunca se ha visto que en algún municipio, colonia o ejido, realicen trabajo político o hagan algún evento que destaque, durante los procesos electorales en lo que han participado y sí el PRD existe en el panorama del estado, sólo es gracias a los beneficios que la ley federal electoral les otorga.

El PRD en Tamaulipas es un partido de membrete. Quienes lo controlan viven de las prerrogativas, que mensualmente les envía el Instituto Nacional Electoral y es por lo que se pelean constantemente el grupito de vivales que lo integran.

Además, estos vividores del presupuesto electoral han sobrevivido porque saben venderse muy bien para ser paleros o cómplices de los gobiernos –estatal o municipal- y reciben del régimen jugosas partidas con las que deberían realizar su trabajo, pero siempre hacen la finta.

Bueno, el caso es que ahora estos vivales de la política acusan a los alcaldes de Altamira y Nuevo Laredo por tratar de intervenir en la vida interna de su partido y como si realmente representarán una gran fuerza política en el estado, aseguran que no apoyarán su reelección.

Desde luego que esto lo declaran porque forman parte de la coalición “Por México, al Frente” la cual está integrada por el PAN, Movimiento Ciudadano y PRD, pero si este último partido está dentro de esta coalición no es precisamente por lo que el perredismo hace en Tamaulipas.

Y luego, Ortega Maldonado, quien es Consejero Nacional del PRD y representante de la corriente perredista “Izquierda Democrática Nacional”  (IDN) en Tamaulipas, amenaza con que esta situación la expondrá en las negociaciones que se tienen en la Ciudad de México para acordar como quedarán en el estado.

Lo más grotesco de esta acusación es que diga que “la alcaldesa Alma Laura Amparan ha metido las manos en el PRD y hecho presión en la militancia así como también Enrique Rivas en Nuevo Laredo”, pero nosotros nos preguntamos ¿cuál militancia? Si no tienen.

Y luego, mostrándose un tanto generoso y perdonavidas asegura que aquí en Tamaulipas en el PRD hay voluntad de apoyar la coalición, “pero se necesita un respeto” y exhorta al PAN a ser incluyente y generoso en sus acuerdos. ¿Qué les parece?

En fin, no cabe duda que el PRD tamaulipeco volverá a salvarse con la coalición “Por México, al Frente” y ojalá que en la próxima elección local, cuando participen solos volverán a su verdadera dimensión, es decir, a nada porque son una farsa de partido. Así de simple.

Para finalizar, el diputado federal, Alejandro Guevara Cobos, se iluminó y dijo que la violencia que se ha registrado en las últimas semanas en El Mante, no ha requerido del reforzamiento de las fuerzas armadas, ya que se trata de la “disputa de la plaza entre dos grupos delictivos y de lo cual no ha dejado bajas en la sociedad civil”.

No pues que bien. Si esto es así, pues entonces que le sigan, mientras estos dos grupos de los que habla Guevara Cobos sólo se enfrenten entre ellos, al fin que no se meten con la sociedad.

¿Cómo la ven? Sin duda que esta actitud complaciente es la más clara demostración de que en Tamaulipas la violencia ya se ve como algo muy normal y hasta los legisladores federales han perdido por completo su visión de la realidad.

No diputado, parece que no entiende y no le queda claro lo que la sociedad quiere. Parece que ante tanto selfie que se toma con sus “amigos” ya le afectó su razonamiento.

Porque la ciudadanía lo que desea y exige de sus autoridades es que la violencia pare, se detenga, para que la gente pueda salir a trabajar, estudiar y divertirse sin la angustia del terror que produce una balacera entre dos, tres o cuatro grupos.

La ciudadanía quiere que sus diputados entiendan de una vez y para siempre que lo único que desean es que vuelva la paz, la seguridad y Estado de Derecho y el diputado Alejandro Guevara Cobos aún no lo capta.

¡Qué bárbaro! Y así quiere ser candidato del PRI al senado de la República. ¿Cómo la ven, eh?.

Compartir
Artículo anteriorAmnistía para Geño
Artículo siguientePartidos a la baja