Apelará Cataluña intervención judicial a su autonomía

0
586

Agencias

Barcelona.- El Parlamento de la región de Cataluña aprobó este miércoles interponer un recurso ante el Tribunal Constitucional español contra las medidas que el 27 de octubre adoptó el Gobierno central tras la declaración unilateral de independencia aprobada por esa Cámara autonómica.

Entre las medidas figuró la destitución del Ejecutivo catalán y la disolución del Parlamento regional, con la convocatoria de elecciones, las cuales se celebraron el pasado día 21.

Por lo que el recurso fue aprobado por la Diputación Permanente, el órgano representativo del Parlamento en los períodos en los que todavía no se ha constituido el nuevo cuerpo, que en este caso será antes del 23 de enero.

Las formaciones independentistas ERC y PDeCAT, así como la coalición de izquierdas SíQueEsPot, respaldaron con sus votos la interposición de ese recurso contra lo que se conoce como el artículo 155.

La medida se incluye en la Constitución para facultar al Gobierno español a adoptar las medidas necesarias para restablecer la legalidad, lo que el Ejecutivo del Presidente Mariano Rajoy hizo horas después de la declaración de independencia por parte del Parlamento catalán y previa autorización del Senado.

De acuerdo con los impulsores del recurso, el Gobierno español hizo una interpretación excesiva del artículo 155, el cual consideran como texto genérico, lo que llevó a un abuso y a una vulneración del ordenamiento legal, acusaron.

El Gabinete de Rajoy aprobó las medidas con la intención de mantenerlas hasta el día en que tome posesión el nuevo Gobierno autonómico de Cataluña.

La fecha límite para la apertura de la Cámara es el 23 de enero, para después presentar un candidato a la investidura del Ejecutivo a más tardar el 6 de febrero.

Al mismo tiempo, el Ministerio español del Interior anunció que retirará a miles de policías de refuerzo desplegados en la región de Cataluña previo a la celebración del referendo sobre la independencia de la comunidad autónoma.

Los aproximadamente 5 mil efectivos ya no son necesarios tras el regreso a la normalidad, indicó este martes por la noche el ministro Juan Ignacio Zoido.

El Gobierno español intervino la región después de que parlamentarios secesionistas aprobaran una declaración de independencia en la cámara regional, semanas después del referendo.

Las acciones fueron criticadas por el uso de la fuerza en la operación policial para impedir que se celebrara la consulta, en la cual se reportaron cientos de heridos, incluidos policías.

Las autoridades españolas destituyeron después al Gobierno regional, disolvieron el Parlamento catalán y ordenaron nuevas elecciones para el 21 de diciembre en un intento de sofocar la iniciativa secesionista y restaurar la legalidad.