Más de 3 mil policías vigilarán la gran final Monterrey-Tigres

0
733

Agencias

Monterrey.- Priorizando la seguridad de los asistentes a la Final de Vuelta entre Rayado y Tigres, la directiva de Monterrey en coordinación con el municipio de Guadalupe anunció el operativo de seguridad que blindará el duelo definitivo por la disputa del título del Apertura 2017 con un total de 3 mil 50 elementos.

Una cifra que supera por 40 oficiales el número de elementos usados durante el encuentro en el Volcán, los cuales serán aportados por el Municipio de Escobedo para el histórico evento de la capital norteña.

El operativo arrancará en punto de las 2 de la tarde en los alrededores del Estadio BBVA y será media hora después cuando se de el banderazo oficial de buscará mantener el orden en el choque entre Rayados y Tigres en la disputa del Clásico 115, según declaró Francisco Cienfuegos, alcalde del Municipio de Guadalupe.

“A las dos de la tarde ya todas las corporaciones deben estar en los diferentes puntos asignados, a las 2:30 pm se da el banderazo del operativo general que se va a implementar, a las tres de la tarde se abren las puertas de acceso al estadio”, señaló.

“Entre las 15:30 y 16:30 se tiene pensado el arribo de los equipos. El centro coordinador se establecerá en el centro de control del estadio y el primer respondiente en todo caso será la policía de Guadalupe. Fuerza Civil, la Policía de Monterrey y las demás fuerzas tanto municipales como federales que estén participando entregarán a la Policía de Guadalupe a las personas que cometan alguna falta al interior del estadio”, apuntó.

Asimismo, el procurador del estado, Bernardo González declaró en su oportunidad las sanciones a las que se harán acreedores los aficionados que infrinjan con la ley durante la realización del encuentro a celebrarse este domingo en la cancha del BBVA en punto de las 6 de la tarde.

«La sanción por violencia en espectáculos deportivos contempla sanciones de los seis meses de prisión hasta los cuatro años, a quien lance algún objeto en el interior del estadio o contra alguna persona o jugador al interior de la cancha, que incite a la violencia o que participe en una riña”, finalizó.