Pepe Toño tiene hambre

0
786

Clemente Castro González

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El ritual del Partido revolucionario Institucional (PRI), mediante el que se acata la cultura de la línea para no contravenir la decisión de su jefe político, entiéndase el mandatario, ENRIQUE PEÑA NIETO, se concretó este domingo, toda vez que la Comisión de Procesos Internos entregó su constancia de precandidato del tricolor a la presidente,  a JOSÉ ANTONIO MEADE KURIBREÑA.

Y fue así porque era cosa juzgada lo del prospecto único y sólo habría que cumplir el procedimiento  establecido a fin de darle legalidad al dictado del “todo poderoso dedo”.

Ni los animadores críticos del tricolor dijeron ésta boca es mía y hasta la ex gobernadora de Yucatán, IVONNE ORTEGA PACHECO, fue parte de la cargada a favor del ex Secretario de Hacienda.

De buenas a primeras se esfumó la demanda  de  democratización del tricolor.

Seguramente les hicieron “manita de puerco” y los contestatarios de coyuntura, conocedores  del sistema,  entraron en razón y optaron por llevar la fiesta en paz.

Es indudable que  “PEPE TOÑO” trae fuerte respaldo presidencial y  de los círculos financieros nacionales y por extensión, de sus socios en el ámbito internacional.

Se supone que para los intereses que existen a  nivel interno y externo, el tema no es si queda el abanderado del PRI y sus satélites o del Partido Acción Nacional  (PAN) y sus aliados, sino el proyecto de nación que les garantice la seguridad de sus inversiones y la posibilidad de continuar concretando negocios-algunos dicen saqueo del país-, al hacer efectivas las reformas que se aprobaron en el presente sexenio, principalmente la energética.

Para ello se dio el visto bueno a PEÑA NIETO y, en ese sentido, se arropa el lanzamiento de MEADE KURIBREÑA. De manera que no es fortuito que, en su mensaje, luego de recibir el documento que lo acredita en calidad e precandidato, perfilara hacia donde apunta su propuesta.

Lo que sostuvo es que  habrá de consolidar, ampliar y profundizar los cambios del presente sexenio, en tanto que debe acabarse con la idea de que el “país se tiene que reinventar cada seis años”.

La otra vertiente manejada  es que el enemigo a vencer, es ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, seguro candidato a la presidencia, del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

De ahí que en su discurso MEADE aprovechó para tratar de marcar la diferencia con su adversario al externar que apuesta “por la experiencia y no por la ocurrencia; en conocimiento y no el enfrentamiento; la preparación y no la improvisación; en los programas y no los caprichos; en las instituciones y no las profecías”.

También sostuvo que cree en el hambre de servicio y no en el hambre del poder, al igual que esta con las víctimas y no con los victimarios.

Vale que el abanderado priista pinte su raya en tanto que eso será básico para que se entienda su oferta de gobierno.

Sin embargo, en una nación tan dolida como la nuestra, en donde los problemas sociales y económicos se vuelven más complejos, en lugar de que se resuelvan, pese a la llegada a “Los Pinos” de  verdaderas luminarias de la política, administración y otras vertientes del conocimiento,  hace falta mucho más que piezas oratorias que suenan bien.

El caso es que “PEPE TOÑO” ya avanzó y no se duda que aparecerá en las boletas electorales en los comicios del 2018.

Igual debe señalarse que, la contienda que vendrá y cuyos escarceos se dejan sentir, será una de las más competidas, quizá más cerrada que la “ganada” por FELIPE CALDERÓN HINOJOSA.

Por lo pronto ya se escucha la “bufalada”, de aquí y de allá, que acude al encuentro con su precandidato. Similar a los viejos tiempos; al PRI de toda la vida.

AL CIERRE

Hay alcaldes que no se aplican para que salga, acorde a lo planeado, “El Festival de Identidad Tamaulipeca” que organiza el Instituto para la Cultura y las Artes (ITCA).

Para muestras ahí está lo del Festival del Tamal que se efectúo, el fin de semana, en Tula.

Sucede que en al Pueblo Mágico, fueron grupos artísticos de la ciudad capital, caso de la Rondalla del Hospital General, doctor Norberto Treviño Zapata.

La referencia es que dicha agrupación artística, conformada principalmente por médicos, los cuales hacen su labor gracias a el esfuerzo personal y colectivo, acudió a mostrar su talento a los lugareños con el propósito de contribuir a una noble causa.

Hasta ahí la cosa bien pero el alcalde, ANTONIO LEIJA VILLARREAL, les hizo el feo a los integrantes de la Rondalla.

Ocurre que al llegar para su presentación, los visitantes únicamente encontraron, en el “Arroyo Viejo”, un templete, algunos aparatos y nadie que los atendiera.

Es decir, no había  enviado de la presidencia, maestro de ceremonias  y tampoco público presente.

Fueron los mismos visitantes los que se presentaron e hicieron la invitación, desde el micrófono, a las personas que pasaban por ahí para que se acercaran a escuchar su música.

Desde luego que se trata de una ofensa de un edil que muestra un desprecio por la cultura.

El llamado a los organizadores para que no dejen las cosas a la buena de Dios. Los participantes no merecen eso, más si se trata de las estrellas de éste festival.

+.-Luego de que los priistas tamaulipecos realizaron los tres foros programados para conformar su plataforma electoral, lo que viene es rendirle honores a su precandidato, ANTONIO MEADE y posteriormente la definición de sus aspirantes a la cámara baja y alta, además de aquellos que van por la reelección en las alcaldías y hacer a un lado a los que no “pasaron la prueba”.

El líder del PRI, SERGIO GUAJARDO MALDONADO, tiene bastante en que ocuparse.