Desconfianza abre la puerta a proliferación de enfermedades en Tamaulipas

0
641

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Debido a la desconfianza ciudadana a las visitas domiciliarias, la Secretaría de Salud tendría que promover una intensa campaña informativa sobre los  sectores en los que diariamente se trabajará en la eliminación de criaderos y en las labores de fumigación en contra de los mosquitos que transmiten dengue, zika y chikungunya, propuso el regidor Marte Alejandro Ruiz Nava.

El  presidente de la Comisión de Salud Pública en el Cabildo,  consideró que si se trabaja en este tipo de estrategias será posible elevar el nivel de respuesta de los ciudadanos, muchos de los cuales se niegan a abrir sus puertas al personal de vectores, por desconfianza o motivos de inseguridad.

Citó que han circulado videos en donde se observa a supuestos empleados de la Secretaría de Salud  portando chalecos falsos para obtener la confianza de la gente e ingresar a las viviendas con la intención de hacer algún daño.

Indicó que hasta cierto punto es comprensible el temor ciudadano pero también es importante que la Secretaría de Salud tome en cuenta estas consideraciones y emprenda una labor de convencimiento, pero sobre  todo de información a través de campañas informativas en las que la  gente sepa con exactitud el día y la hora en el que los trabajadores pasarán a fumigar y descacharrizar en sus colonias y barrios.

De esta forma se logrará una mayor cobertura en las acciones en contra del dengue y aumentará la participación ciudadana pues es una realidad reconocida por las propias autoridades que miles de viviendas no dejan que el personal de vectores entre a fumigar, estimó el regidor.

En entrevista posterior, la  Secretaria de Salud, Gloria Molina Gamboa confirmó que efectivamente hay  gente que no permite por ningún motivo el ingreso de personal de vectores a sus viviendas.

“Hay gente que cierra las puertas a vectores  para descacharrizar y abatizar y sigo invitando a la ciudadanía, porque a la fuerza no se puede hacer nada”, admitió.

Sin embargo, dijo que a pesar de que los empleados del área de vectores se presentan perfectamente identificados y uniformados y de que el Ayuntamiento ha apoyado con la difusión de las campañas de eliminación de criaderos, en muchas casas siguen cerrando las puertas a los trabajadores sanitarios.

“Primero pensábamos que sospechaban de algo o  tenían miedo pero bueno hemos ido a hablar, estamos  perfectamente bien identificados  uniformados, antes se hace un monitoreo de que habrá descacharrizacion. Los ayuntamientos nos han apoyado para igual difundir pero finalmente es idiosincrasia de la gente”, argumentó.