Podría estallar la huelga en maquiladora APTIV antes Delphi de Victoria

0
1448

Por Redacción

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Un incremento del 30 por ciento directo al salario demandó el sindicato de maquiladoras a la empresa APTIV 1 (antes Delphi) como parte de la revisión del contrato colectivo de trabajo que inició hace casi dos meses, informó Dolores Zúñiga Vázquez.

Admitió que, como era de esperarse, la respuesta de la gerencia fue negativa aunque consideró que este porcentaje  sirve como base para lograr el mayor incremento posible para la clase trabajadora que ella representa.

La secretaria general del Sindicato Industrial de Trabajadores  en Plantas  Maquiladoras aclaró que siendo ella representante  del sindicato mayoritario en la planta 1, con 2 mil 300 obreros,  este último gremio  es el que tiene la titularidad del contrato colectivo de trabajo y por lo mismo es el que encabeza las negociaciones salariales con la empresa.

“Lo que yo como dirigente del sindicato más grande consiga para los empleados de APTIV 1 automáticamente se verá reflejado en la planta II, donde hay cerca de mil 900 trabajadores. La  Ley Federal del Trabajo establece claramente que cuando una empresa tiene dos sindicatos el patrón debe negociar con el gremio que cuente con el mayor número de obreros, que en este caso soy yo, y desde que existe la maquiladora siempre ha sido así”, explicó.

Informó  que el emplazamiento, que se interpuso ante la  Junta de Conciliación y Arbitraje  en Noviembre pasado, tiene una vigencia de dos meses, es decir vence el 16 de  enero. En caso de que no se llegue a un acuerdo para esa fecha, el  sindicato tiene la posibilidad de recurrir a la huelga a partir del 19 del mismo mes, aunque también está la opción de conceder una prórroga para continuar con las negociaciones.

“Para el cierre del contrato, que es el 16 de enero, tiene que estar firmado el nuevo contrato pero hay que ver que tenemos emplazamiento a huelga desde hace dos meses,  antes de la revisión de un contrato completo como lo establece la ley;  es un derecho  y lo metimos así como lo marca la ley, entonces el emplazamiento ya está desde noviembre. Ya hemos  tenido   tres pláticas con la empresa y nos citaron en la Junta de Conciliación para  ver cómo vamos, pero aún no se llega a ningún acuerdo”, explicó.

Zúñiga Vázquez  admitió que las negociaciones son difíciles ya  que el gremio  está demandando un incremento del 30 por ciento, a diferencia del año pasado que  fue del 10 por ciento; pero consideró que la situación y las condiciones económicas actuales son muy diferentes a las del 2017, sobre todo porque el encarecimiento de los productos  básicos ya rebasó fácilmente ese 10 por ciento.

“Estamos enfocados más que nada en el salario y beneficios de los obreros, porque es lo primero que tenemos que ver, y es nuestra responsabilidad  hacer una revisión de contrato porque ahorita ya subió todo: el gas,  la gasolina, lo de la canasta básica y nuestros compañeros se están viendo afectados”, expresó.