Gana Javier Corral partida política al Gobierno Federal

0
551

Agencias

Ciudad de México.- El triunfo de Chihuahua sobre el Gobierno federal es un triunfo contra la corrupción y una victoria que le pertenece a todos los mexicanos, manifestó el Gobernador Javier Corral.

«Ha triunfado la dignidad de un pueblo en defensa de su soberanía», apuntó el panista, quien agregó que también fue un triunfo del federalismo.

En un mensaje en el Hemiciclo a Juárez, el Mandatario estatal se comprometió a ir hasta las últimas consecuencias en contra del ex Gobernador César Duarte.

Corral añadió que, aunque su Gobierno accedió a trasladar al operador priista Alejandro Gutiérrez al Cereso 9 de Ciudad Juárez, donde tendrá prisión preventiva, tampoco habrá impunidad en ese caso y seguirá siendo juzgado en Chihuahua: «prisión es prisión», apuntó.

El panista mencionó que antes de que se traslade a Gutiérrez, acusado de diseñar, con el aval de la Secretaría de Hacienda federal, el desvío de recursos estatales a campañas del PRI, será revisado por Human Rights Watch (HRW) para desmentir que haya sido sometido a tortura, como acusó José Antonio Meade, precandidato presidencial del PRI.

«Meade es el verdadero amigo de César Duarte», espetó Corral, lo cual desató una ola de abucheos en contra del ex Secretario de Hacienda.
Anoche, el Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, acompañado de Corral, anunció que la próxima semana Chihuahua recibirá los 900 millones de pesos que la Secretaría de Hacienda le tiene retenidos.

También logró que se aceleren las solicitudes a Estados Unidos para localizar de manera inmediata al ex Mandatario César Duarte.

Corral firmó un acuerdo con el titular de Segob, quien aseguró que los flujos calendarizados de recursos financieros a las entidades federativas, en este caso de Chihuahua, serán normalizados.

«El Gobierno federal se compromete a la entrega inmediata de los recursos convenidos, que ascienden a 900 millones de pesos, mismos que deberán formalizarse la próxima semana», anunció Navarrete en la Segob.

Con esto, establece el convenio, el Gobierno de Chihuahua asumió el compromiso de declinar en su intención de presentar controversia constitucional sobre la falta de ministración de recursos tras acusar un control político.