La creciente guerra sucia

0
129

José Efraín Caballero Sevilla

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La contienda actual por los cargos de elección  popular en su naciente etapa de precampaña, se encuentra ya en medio de la creciente guerra sucia, la cual gradualmente está subiendo de intensidad ante la expectación del público elector.

Es lamentable que lejos de ofrecer propuestas al ciudadano mediante programas viables de gobierno, en caso de verse favorecidos con su voto, algunos candidatos y actores políticos ocupan su tiempo en denostar al contrincante.

Esto de entrada nos habla de la falta de capacidad de estos malos políticos, que ante la falta de una buena plataforma de proyectos, dan la certidumbre sobre las características deplorables que imperarían en su administración.

Es positivo exhibir las malas prácticas de un candidato, ya que su historial nos habla de su ética, su desempeño en las diversas áreas administrativas y hasta personales, para poder evaluarle si es una persona capaz y honesta.

Pero para esto debe contar con un sustento documentado y en la mayoría de los casos esto no ha sido una característica, por lo que cae en simples calumnias, pero con un impacto mediático importante.

El destinatario natural de la guerra sucia por lo regular es quien va liderando las preferencias, lo que resulta original en estos momentos es que se están dando con la cubeta quienes pelean el segundo lugar Ricardo Anaya y José Antonio Meade.

El antecedente en la década pasada, se vivió la intervención del publicista Español Antonio Solá y en la actualidad se hablaba del Venezolano Juan José Rendón sin precisar por quien fue contratado pero si dirigido a denostar la figura de Andrés Manuel López Obrador.

Tal parece que este medio representa la forma más viable para bajar de la cima a quien cuenta con el apoyo mayoritario en estos momento,  y se espera un incremento de estas malas praxis cuando lleguen formalmente las candidaturas, estará arreciando conforme se acaba ese periodo de decisión para el electorado.

Lo que es un hecho es que las campañas negativas también afectan a quien las emite, ya que las personas están habidas de propuestas más que de críticas, lo que resulta contraproducente y fortalece la figura del candidato que goza esa preferencia.

La gente se cansa del lanzamiento de basura como recurso de campaña y al final termina una sociedad dividida y polarizada, por el bien de los ciudadanos esperamos escuchar propuestas constructivas.

Querido lector, tenga un excelente fin de semana, nos leemos la próxima.

Contacto: factorentredos@hotmail.com