Protestan brasileños contra tentativa de subir jubilación a 65 años

0
695

Agencias

Sao Pablo.- La Central Única de los Trabajadores (CUT, mayor unión sindical de Brasil) y otros movimientos sociales convocaron este lunes una jornada de protestas en Sao Paulo contra la polémica reforma de las pensiones, cuyo trámite está paralizado en el Congreso desde hace meses.

Sindicalistas bloquearon a primera hora las terminales centrales de autobuses en los municipios de Guarulhos, Santo André y Sao Bernardo do Campo, en la región metropolitana de la capital paulista, aunque la circulación se restableció horas después.

Asimismo, manifestantes montaron un barricada con neumáticos quemados en uno de los sentidos de la carretera conocida como Dutra, una de las principales autopistas del país que une Sao Paulo con Río de Janeiro, lo que provocó estancamientos viales.

Las protestas fueron convocadas para aumentar la presión sobre el Congreso con objeto de descartar de una vez por todas la reforma de las pensiones formulada el año pasado por el Gobierno del Presidente brasileño, Michel Temer, señaló la CUT en un comunicado.

Dicho proyecto es el más importante del paquete de reformas de corte liberal que ha puesto en marcha el Ejecutivo brasileño, en el poder desde mediados de 2016, y el cual se complementa con un ajuste fiscal y un ambicioso plan de privatizaciones y concesiones.

El texto original ha sufrido diversas modificaciones desde que el Gobierno lo presentó en 2017 ante el rechazo de algunos grupos parlamentarios oficialistas para aprobar la propuesta debido a la cercanía de las elecciones presidenciales del próximo octubre.

Sin embargo, el principal motivo del descontento, y que ha provocado la indignación de los sindicatos del país, se mantiene desde el proyecto inicial: fijar la edad mínima de jubilación en 62 años para las mujeres y en 65 para los hombres.

Actualmente, la ley permite a las mujeres jubilarse con 30 años de cotización y a los hombres con 35 sin que exista ningún límite de edad para ello, por lo que hay casos en los que personas con apenas 50 años ya pueden percibir las prestaciones.

Las protestas en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, continuarán a lo largo de este lunes, con especial atención en la concentración convocada esta tarde en la Avenida Paulista, en el corazón financiero de la urbe.

También se espera que trabajadores del sector educativo, bancario y metalúrgico realicen paros en sus actividades y se unan a las protestas en Sao Paulo.

La votación de la reforma estaba prevista para este mes en la Cámara de los Diputados, pero el decreto firmado el pasado viernes por el Presidente brasileño, a través del cual aprobó la intervención federal en el área de seguridad en Río de Janeiro, dejó en el aire el trámite.

La reforma del sistema de pensiones se tramita como enmienda constitucional y mientras esté vigente el decreto de la intervención federal en Río, la Carta Magna brasileña no puede ser modificada.

No obstante, Michel Temer admitió el viernes que si el Gobierno consigue votos suficientes para aprobar la medida, se podría cesar temporalmente el decreto para votar el texto, aplaudido tanto por las patronales como por el mercado financiero.