Arrastrar la cobija

0
949

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El PRI fue el último en registrar a sus pupilos al Congreso de la Unión, por la vía plurinominal. Los otros se adelantaron.

En Tamaulipas se repite la historia de Patricia Araujo de la Torre, una desconocida que llegó a la cámara de diputados por la vía gratis, pero con el mismo abultado sueldo, en el 2012.

En esta ocasión el «dedazo» favoreció a una jovencita de nombre Mariana Rodríguez Mier y Terán, mejor conocida como «Marianita». Va en la cuarta posición y con un lugar seguro en la nómina de la próxima legislatura.

Al igual que Patricia, seguramente Marianita solo va a ir a dar lástimas, calentar asiento, arrastrar la cobija y a poner en mal el nombre de Tamaulipas.

Araujo pasó sin pena ni gloria. Sin liderazgo, sin grupo ni representación alguna en el partido, ha regresado a su comercio de chácharas en la ciudad capital.

Igual que ella, Rodríguez solo irá a levantar el dedo.

Patricia llegó con la influencia de «la mafia del poder», léase Carlos Salinas de Gortari y su corifeo Hugo Andrés Araujo de la Torre. Manipularon a su antojo a Enrique Peña Nieto.

Rodríguez lleva el indiscutible «palomeo» del ex Gobernador Egidio Torre Cantú, quien sigue manejando buena parte de la estructura tricolor en la entidad.

Igual que hace seis años, habría que preguntar qué opinión tienen las mujeres priístas que se han partido la madre por su organización, como Guadalupe Perea Almanza, «Chacha» de Alejandro, Lupita Flores Valdez, Amelia Vitales y otras que realmente tienen talacha callejera (se excluye a Susana Hernández Flores porque es la suegra de la muchacha).

Hablamos de ellas por aquello de la equidad de género.

Parece no entender el CEN tricolor que el horno no está para bollos ¿Cuántos votos les puede conseguir? ¿Los de su familia?.

Egidio Torre la hizo subsecretaria general de Gobierno y magistrada del Tribunal de Justicia. Ahora la coloca en el Congreso de la Unión ¿Candidata a Gobernadora en el 2022?. Se tendría que ver en las urnas con Ismael García Cabeza de Vaca.

En un presagio no muy aventurado, la postulación de la hija de Manolo Rodríguez Morales, ex jefe de Obras Públicas de Torre Cantú, podría ser uno de los últimos clavos del ataúd priísta.

Dicen algunos militantes que el equipo del ex Gobernador está empeñado en destruir al partido. Está entregado a los brazos del PAN.

Si endosó por 35 años a Tamaulipas ¿Qué tanto es vender al partido que lo llevó al poder?.

Continuamos con la lista de plurinominales. En el lugar 17 aparece Ramiro Ramos Salinas, ex líder estatal priísta y miembro del CEN desde hace muchos meses.

Se fue a grandes ligas pero lo despreciaron.

Sin embargo no hay que descartarlo. Con la debacle priísta que se espera, que lo colocaría en el tercer lugar nacional en votos, Ramiro tendría seguro su ingreso a la Cámara.

Como dato histórico, está el caso de Alejandro Guevara Cobos, quien hace algunos trienios ocupaba el mismo 17 porque ninguno de los «trinchones» aceptó ese lugar.

Cuando el Revolucionario se fue al sótano en las de mayoría, la autoridad electoral le concedió más plurinominales para compensar su peso político.

En esa época ganó el PAN. Arrastró al triunfo a aspirantes que ni soñaban con ir a la nómina del Congreso. Se durmieron temprano y despertaron tarde con el premio en la mano.

Si en este 2018, como parece, ganará San Manuel López Obrador, con él jalaría a los diputados y el PRI -otra vez- al tercer lugar de votación.

Ramos Salinas tiene bien ganado su acceso a un escaño. Ha trabajado desde la base, hay capacidad de liderazgo y conciencia de cuál es la solución a los grandes problemas nacionales.

Antes de abandonar el tema, en la lista de 40 candidatos propietarios y suplentes de la Segunda Circunscripción -donde está Tamaulipas-, aparece un tipo de lo más corrupto que ha generado el sector campesino, Tomás Gloria Requena. Va de suplente en el lugar 11.

El PRI Tamaulipas convocó para este viernes a una reunión con la señora Carolina Vigianno Austria, la coordinadora de la Segunda Circunscripción.

La reunión es a las once de la mañana en el salón de un hotel del norte de la ciudad, y es dizque «para presentar al equipo de campaña en Tamaulipas» a la señora coordinadora.

La nombró José Antonio Meade hace alrededor de un mes y hasta ahora se digna venir por estas tierras.

No hay duda que será debut y despedida. No le interesa la chamba ni si gana o no el partido. Va segura rumbo al senado.

Ella y su viejo Rubén Moreira Valdez tienen asegurado el «chivito» por los próximos años. Él se enfila como diputado federal pluri; viene de la gubernatura de Coahuila.

Respecto al PAN ya hablamos, el CEN perfiló como plurinominal a Maki Ortiz Domínguez pero ella no quiso. Su espacio fue ocupado por Francisco Garza de Coss. Será diputado federal.

Respecto a Morena y socios, definió también a sus abanderados por los nueve distritos de Tamaulipas (mayoría).

Por el primero, Nuevo Laredo, registró a José Heriberto Cantú Deandar, hijo de la empresaria editorial Ninfa Deandar Martínez.

Segundo, Reynosa, Olga Juliana Elizondo Guerra; Tercero, Río Bravo, Héctor Joel Villegas González; Matamoros, Cuarto, Adriana Lozano Rodríguez; Victoria, Reyna Guadalupe Garza Hinojosa; Sexto, Mante, Héctor López González; Madero, Erasmo González Robledo; Tampico, Marcela Alexis Treviño Unda.

Por el Noveno, con cabecera en Reynosa, el candidato es Armando Javier Zertuche Zuani.

No hablamos de las plurinominales porque Morena ya los definió desde el 18 de febrero. Ente sus pupilos tiene a la fichita Napoleón Gómez Urrutia, también a Nestora Salgado, a Germán Martínez y a Olga Sánchez Cordero, esta ex ministra de la Suprema Corte.