Indolencia y valemadrismo

0
1093

Marco A. Vázquez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Por fin renunció el presidente de la República, no pudo sostenerse porque mediante un video exhibieron presuntos actos de corrupción orquestados por él, hablan de millones de dólares que aterrizaron en sus empresas o las de cómplices.

También presuntamente comprobaron al presidente que firmó contratos con la empresa brasileña Odebrecht y que meses antes de ser mandatario se beneficio de la misma, según dicen sus detractores.

Exacto, los escándalos de corrupción lo tumbaron y antes de que lo destituyeran vergonzosamente prefirió renunciar, lo hizo ayer, cuando ya el Congreso se preparaba para solicitarle que se separará del cargo para investigar las acusaciones.

No se alegre, aunque los escenarios sean parecidos el que renunció fue el presidente del Perú, su gente presionó y lo echaron a la calle de manera vergonzosa.

El comentario también nace para preguntarnos qué pasa en México, por qué en nuestro territorio no se puede, ni siquiera abrir una investigación, en contra del Presidente de la República que presuntamente se vio beneficiado por la misma empresa Odebrecht, como el de Perú.

En este país lejos de que un funcionario renuncie presume con todo cinismo su impunidad, diga sino el hecho de que un Juez mexicano amparó y evitó que se detenga a Emilio Lozoya Austin, a quien, como al Presidente de Perú, acusaron de haber recibido sobornos de Odebrecht, la denuncia la hizo un ex funcionario de esa empresa brasileña mediante un video en el cual afirmó haber entregado 10 millones de dólares a quien era presidente del PRI Nacional en ese tiempo y durante la campaña del ahora presidente Enrique Peña Nieto.

Las sospechas de que la versión es real se fundan porque empezando esta administración Lozoya recibió el nombramiento de Director de Pemex y siendo titular de esa dependencia entregó contratos a Odebrecht por sumas multimillonarias y en dólares.

¿Sabe por qué la clase política mexicana se puede dar esos lujos y el cinismo de exhibir tanta impunidad?, exacto, porque los ciudadanos poco exigimos, poco trabajamos para que, cuando se vean actos como estos, obligar a los acusados a que renuncien y sean investigados hasta que paguen sus culpas o sean exonerados.

Hay indolencia y valemadrismo en México, somos capaces de “indignarnos” porque “una chica del clima” será candidata de Morena en un distrito de Tamaulipas pero no parece interesarnos temas como el de Odebrecht en el cual se habla de sobornos de por lo menos 10 millones de dólares a un ex funcionario de este gobierno y los cuales, acusaron legisladores opositores al régimen, pudieron ser utilizados en campañas políticas del PRI que luego, en su gobierno con Enrique Peña Nieto, regresó la copa otorgando contratos multimillonarios y en dólares a dicha transnacional.

Desde luego que nuestro país ya no aguanta a políticos improvisados, no está para correr el riesgo de colocar a legisladores o legisladoras con muy pocas neuronas en el cerebro pero nos urge más presionar para que se acabe la corrupción, sobre todo, que quienes se vean implicados en esos casos paguen sus culpas después de ser investigados a fondo.

Por supuesto, tenemos que aprender de los peruanos, de la forma como han sido capaces de destituir a un presidente de la República después de que se le hicieron señalamientos de corrupción.

Pero igual nos urge aprender de los europeos, de aquel territorio que se dice el primer mundo y presume de la crema y nata de la intelectualidad, allá vemos a candidatas ofreciendo sexo oral por votos, promoviéndose sin sostén, también observamos a las recatadas, conservadoras y de hierro, las decentes y las no tanto pero, al final, todas, cuando resultan electas son medidas con el mismo rasero, todas y todos son sometidos al escrutinio y hasta hace poco todavía se les veía renunciar cuando se les comprobaba que actuaban bajo sobornos en un tema, cuando por fobias rechazaron aprobar o frenar leyes contrarias al pueblo.

Así es, más allá de indignarnos por quienes son candidatos y cómo habrán de hacer sus campañas como que ya es tiempo de acabar con toda nuestra indolencia y velmadrismo, si tratar de elegir bien pero sobre ello dedicarnos a vigilar a los funcionarios de gobiernos, a los Diputados y Diputadas, a todos los que cobran del dinero público, hacerlo cuando ya ocupen su cargo y quien sea pillado en actos de corrupción exhibirle y obligarle a renunciar, o ¿no?…

En otras cosas… El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca inauguró este miércoles en Matamoros el edificio de la Unidad Especializada en la Investigación y Persecución del Delito de Secuestro y entregó la obra civil del edificio para el Sistema Estatal de Seguridad Pública (C-4), cuyo personal y tecnología contribuirán a reducir los delitos de alto impacto y a recuperar la paz y el Estado de Derecho en Tamaulipas.

La construcción de la Unidad Especializada en la Investigación y Persecución del Secuestro requirió una inversión de $22 millones 544 mil pesos. Cuenta con 2 Agencias del Ministerio Público, ludoteca, sala de atención psicológica, dormitorios, cámaras de Gesell, entre otras instalaciones y se prevé una inversión adicional de $3 millones de pesos para realizar trabajos de actualización de tecnología de voz y datos.

Para el edificio del Sistema Estatal de Seguridad Pública (C-4), fueron invertidos $28 millones 690 mil pesos. La obra está construida en una superficie de 965 metros cuadrados y cuenta con sala de espera, recepción, salones de monitoreo, atención telefónica, entre otras áreas funcionales.

La intención, dijo el mandatario, será reducir al máximo los secuestros y los delitos que actualmente dañan.

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com