Sin nivel

0
622

Jorge Bladimir Joch González

Cd. Victoria, Tamaulipas.-   Comentarios diversos originó la reunión del Presidente Enrique Peña Nieto con el yerno de Donald Trump en Los Pinos, porque será una persona muy allegada al Presidente de Estados Unidos pero no representa al gobierno de ese país puesto que no tiene un cargo específico y se hace llamar “asesor”.

   El Presidente del Senado Ernesto Cordero  cuestionó el nivel de funcionario de Jared Kushner para tratar con el Presidente mexicano asuntos que competen a los dos países, y en el mismo tenor se expresaron Senadores que encabezan las comisiones de relaciones exteriores.

   Según lo trascendido se tocaron temas del combate al crimen trasnacional, narcotráfico, flujo de armas y efectivo, seguridad fronteriza y migración ordenada, pero nadie le apuesta a resultados precisamente por el enviado de Trump.

   Debe recordarse que cuando Trump era candidato en el 2016 tuvo una reunión polémica con el Presidente Peña Nieto a la cual él le sacó jugó y que causó molestias al gobierno mexicano, y un año después en febrero del 2017 Peña Nieto se reunió en Los Pinos con los Secretarios de Estado y Seguridad Interna Rex Tillerson y John Kelly.

   Posteriormente nuestro Presidente se reunió con Tillerson que vino al país a una reunión trilateral de Cancilleres, y ahora con Jared Kushner de cuya visita se anunció en Estados Unidos ya casi cuando estaba por llegar a México.

   La relación con Trump ni duda cabe que ha sido la peor con un jefe de gobierno del vecino país, y los beneficios para el nuestro no suman en la contabilidad, por lo que hoy se cuestiona que un familiar de Trump venga a tratar asuntos de la agenda bilateral que no serán resueltos por ese conducto.

   Tampoco tiene Jared el nivel para hablar de ello con el Presidente Peña Nieto, y alguna explicación habrá de darse sobre todo a las fuerzas políticas representadas en el Senado que lo han cuestionado, porque además en la reunión de Los Pinos no estuvo el Sub- Secretario para América del Norte Carlos Sada, ni los Embajadores de Estados Unidos Roberta Jacobson, ni el de México Gerónimo Gutiérrez.

   En otro orden el secretario de organización del PRI nacional Rubén Moreira, y su esposa Carolina Viggiano Austria que funge como coordinadora de la campaña de José Antonio Meade en la circunscripción a la que pertenece Tamaulipas, le inyectaron oxígeno a los candidatos a Senadores y Diputados Federales del estado en la reunión celebrada en Victoria, en donde también estuvo  el secretario de acción electoral del CEN tricolor Felipe Enríquez Martínez, y desde luego el sub secretario el tamaulipeco Manuel Muñoz Cano.

   Claro que habrá que ver de que están hechos los candidatos al Congreso y al Senado, pues habrán de aplicarse en la operación política, estrategia electoral y labor de promoción, de cara al primero de julio.

   Pronto habrá de recordarse un aniversario mas de la muerte de Luis Donaldo Colosio, y todavía priistas y no priistas  siguen utilizando su nombre para lograr el favor ciudadano, pero se olvidan cuando les toca actuar de aplicar los  conceptos que él manejaba.

   Los que se dicen enterados dan por hecho que en la visita que hará a Tamaulipas el titular de SEDESOL Eviel Pérez Magaña, se definirá la titularidad de esa Delegación en la entidad.

bladijoch@hotmail.com

Compartir
Artículo anteriorLa camisa divina
Artículo siguienteMujeres