Agua y luz ahogan y electrocutan a comerciantes de Ciudad Victoria

0
816

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La economía de los  comerciantes  organizados de Victoria está muy deteriorada debido a los altos costos  del servicio de energía eléctrica, gas, agua y del pago de rentas,  indicó el regidor Alejandro Montoya Lozano.

Argumentó que la  luz  y el gas son dos insumos básicos que siguen aumentando en forma constante, lo que afecta a  la economía de los comerciantes que a su vez se ven obligados a  ajustar el precio de sus productos y mercancías para poder sacar adelante sus  compromisos.

“Es que se vuelve una cadena de incrementos desproporcionados que encarece la operación de los negocios, y todos los comerciantes se ven en la penosa necesidad de incrementar los precios de los productos para  poder hacer frente a estos aumentos”.

Para algunos comerciantes la situación se complica aún más porque también deben pagar renta, además todos deben pagar sus obligaciones fiscales ante la Secretaría de Hacienda, que aunque no es onerosa no puede esperar.

“La carga fiscal es llevadera, igual yo me pronunciaría por bajar los impuestos y  ampliar la base gravable, pero ahorita podemos afirmar que es llevadera; lo que sí vemos es una escalada de incrementos es en los insumos para los negocios”, agregó.

Comentó que el año pasado el crecimiento de la economía en Victoria y la región fue del  1.9 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Geografía Estadística e Informática (INEGI), pero esa  cifra está por debajo  del 2.5 que se esperaba.

El nivel de ventas se puede decir que es aceptable pero solo en ciertas temporadas, como por ejemplo, fin de año, 14 de febrero, Día del Niño y Día de la Madre;  en estas fechas los comercios reportan aumento pero no de manera generalizada.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Económico  dijo que el gasto corriente y los pagos de los servicios básicos,  así como la renta están deteriorando aún más la economía de los empresarios locales y ocasionando una   molestia general porque son gastos considerables  que absorben gran parte de su capacidad financiera.