Aplaza IETAM caso Enrique Rivas Cuéllar: puede ser inocente o delincuente electoral

0
14961

Por Redacción

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- De comprobarse el uso de recursos públicos con fines políticos o personales, el alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuéllar podría perder su registro como candidato en la elección del 1 de julio, dijo Miguel Ángel Chávez García, consejero presidente del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM).

El caso iba a votarse este martes 17 en la sesión extraordinaria del IETAM, pero los miembros del consejo general decidieron aplazarlo por tres días más.

De acuerdo con la denuncia PSE-04/2018, presentada por la ciudadana María Isabel Alcalá Rajas, el alcalde de Nuevo Laredo cometió actos de promoción, de propaganda gubernamental para fines personales y uso indebido de recursos.

El consejero presidente del IETAM dijo que este aplazamiento se decidió para revisar las imágenes presentadas como pruebas en contra de Rivas Cuéllar, y hacer una mejor valoración.

“(La sanción) sería desde la amonestación pública, una sanción pecuniaria, hasta la cancelación del registro, en un momento dado”, dijo Chávez García.

El consejo general espera dictar la resolución el próximo viernes 20. En tanto, los denunciantes pueden presentar nuevas evidencias para respaldar sus señalamientos, explicó Chávez.

En caso de probarse el uso de recursos públicos con fines partidistas, Enrique Rivas Cuéllar quedaría fuera de la boleta para reelegirse como alcalde de Nuevo Laredo.

“Se pospuso en virtud del principio de exhaustividad, y una probanza no fue desahogada, entonces, por ello vamos a desahogarla y entonces llevaremos nuevamente a acuerdo la resolución”, dijo el presidente consejero.

“Principalmente, se presentaron imágenes; estamos obligados al principio de exhaustividad, dado que no podemos tener ninguna inclinación, solamente lo que la justicia y el derecho nos marquen”.

Pese a la violencia que ha ocurrido en su administración, Enrique Rivas Cuéllar se presentará como candidato del PAN en la elección del 1 de julio para reelegirse como alcalde de Nuevo Laredo por otros tres años.