Encabeza Tamaulipas ranking en materia de iniciación sexual prematura

0
688

Por Lupita Álvarez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- A diferencia de lo que ocurre en otros estados del país, los tamaulipecos inician las relaciones sexuales a edades más tempranas, pues mientras que a nivel nacional el promedio de inicio se da a los 17 años en Tamaulipas el inicio sexual es a los 16, e incluso a los 11 años en algunos casos.

La encargada de la Dirección de la Infancia y la Adolescencia, María de Jesús Martínez Escobar consideró que este hecho no solo se debe a que existe una mala comunicación entre padres e hijos, sino además a que los noviazgos entre parejas muy jóvenes son aceptados por la sociedad.

“Antes era extraordinario ver que una chica estuviera embarazada en la secundaria, ahora lo vemos más común. Socialmente se ha aceptado este inicio temprano de la vida sexual, y los padres debemos de estar conscientes de que debemos trabajar, de tratar de que ese inicio se postergue y que en caso de que tengan relaciones los jóvenes usen métodos anticonceptivos”, dijo.

La funcionaria de la Secretaría de Salud en Tamaulipas reconoció que a la mayoría de los padres de familia se les dificulta hablar sobre sexualidad y sobre los métodos anticonceptivos con sus hijos, lo que ha propiciado que desde los 11, 12, 13, 14 y 15 años de edad se registren casos de niñas embarazadas.

“A nivel nacional el inicio de la vida sexual está a los 17 años y en Tamaulipas es un poquito antes. Aquí están iniciando la vida sexual a los 16 años, aunque sabemos que hay adolescentes más chicas, que es con las que estamos trabajando incasablemente para evitar que se presenten embarazos, desde los 11, 12, 13, 14, es decir entre los menores de 15, porque son muchos los riesgos que esto les puede ocasionar”, indicó.

Martínez Escobar señaló que ante el alto índice de jovencitas que inician  prematuramente su vida sexual y los riesgos que esto ocasiona -como es contraer enfermedades infecciones como la gonorrea, sífilis, y hasta el virus del VIH SIDA-, algunas escuelas primarias han aceptado hablar de los métodos anticonceptivos con los alumnos.