Enfermedades crónicas, el flagelo

0
291

José Efraín Caballero Sevilla

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Es necesaria mayor asignación de recursos en sector salud para Tamaulipas ya que el presupuesto otorgado por la federación resulta insuficiente,

Comparativamente para darnos una idea; en 2017 el Instituto mexicano del Seguro Social Delegación Tamaulipas, recibió 11  mil millones de pesos y es una entidad con suma  647 mil 614 trabajadores asegurados y 3 441 698 habitantes mientras que al estado de Coahuila le fueron asignados 12 mil millones y cuenta con 749 mil 621 trabajadores y una población de 2 954 915 habitantes, simplemente por superioridad demográfica con respecto a Coahuila es inexplicable el inequitativo presupuesto para nuestra entidad.

La falta de recursos viene a dar como resultado escases de medicamentos y deficiencia de la calidad en atención a derechohabientes, por lo que es imperante un mayor incremento en el presupuesto de la federación para nuestro estado.

La problemática que significa la atención a enfermedades crónicas degenerativas,  es la que en muchos casos resulta rebasada por la noble institución pública, dado el mayor gasto presupuestal y en el que los derechohabientes señalan desabasto de medicamentos, y esto es por su alto costo.

Enfermedad crónica es la de larga duración y por lo general de progresión lenta. En el pasado siglo XX se logro detener o disminuir la cantidad de muertes relacionadas a los padecimientos infecciosos asociados con carencias básicas y mediante el suministro de antibióticos, los cuales son atendidos en el 100 % de los casos pero ahora el problema permea en las finanzas ante las enfermedades del siglo XXI.

En antaño, siete de las 10 causas de muerte más frecuentes eran infecciosas (neumonías, diarreas, tos ferina, viruela, etc.), en tanto que ya para el 2005, sólo una de ellas pertenecía a dicho grupo, constituyendo la mayoría de tipo crónico degenerativo como diabetes mellitus, enfermedades del corazón, cirrosis, enfermedades cerebrovasculares.

Con la mejora en la alimentación de la población aunada a programas de salud encaminados a combatir las enfermedades infecciosas se logró la erradicación de la viruela, la eliminación de la poliomielitis y el sarampión.

Es por ello que en nuestra sociedad actual las enfermedades han dado un giro en su impacto en los sistemas de salud, las enfermedades que antes eran causa de muerte, hoy mediante los antibióticos no representan mayor amenaza siendo sustituidos por enfermedades caras, que su tratamiento requiere de medicina especializada y es muy costoso para el sistema de salud.

Muchas de estas enfermedades están relacionadas con los estilos de vida y con el envejecimiento de la población, vinculado esto último a los avances médicos y de condiciones de vida. Muchos países están promocionando iniciativas que mejoren el tratamiento y la gestión integral de estas enfermedades. Las enfermedades crónicas no transmisibles son la causa del 54 % de las defunciones.

Aunado a una mayor inversión en salud, sería necesario tomar medidas preventivas que reduzcan la población hospitalaria, de la misma manera como se han combatido las enfermedades infecciosas, mediante programas que mantengan a la ciudadanía informada y prevenida.

Sería prioritaria la realización de programas informativos y de prevención dirigida hacia la población para evitar o en su caso disminuir estos problemas de salud que representan deterioro en la calidad de vida de millones de ciudadanos.

Se advierte la necesidad que el sistema nacional de salud hablemos de Secretaria de Salud, IMSS, ISSSTE de manera coordinada como método alternativo de atención, provea y despliegue esta información concisa dirigida a los derechohabientes en conjunto con las autoridades regulatorias y entre diversas acciones la implementación ilustrada en los productos comercializables de una tabla que informe al consumidor.

Tenga excelente fin de semana querido lector.

Contacto: factorentredos@hotmail.com