Fantasmas

0
635

Jorge Bladimir Joch González

Cd. Victoria, Tamaulipas.-   Los niños de ayer, de hoy y de siempre serán relacionados con los fantasmas sin importar los avances y transformación del mundo, pero tampoco son ajenos los adultos cuando intuyen o ven sombras de lo que puede pasar en su futuro inmediato.

   Y por eso lo mismo hay fantasmas en la economía, en la educación, en las religiones y en la política por hablar de algunos segmentos, pero esas visiones empiezan aunque pálidamente a vislumbrarse en el proceso político-electoral en marcha que culmina el primero de julio.

   Aunque dicen que los fantasmas son blancos o negros aquí se ven de varios colores, empezando a escucharse voces  muy quedito pero que pueden cambiar el rumbo.

   Quizá por eso hay quienes esperan con ansia el primer debate de los candidatos presidenciales que podría definir cambios en los actores de la lucha electoral, sobre todo si las encuestas serias arrojan números que no gustan a quienes son responsables de la marcha del país.

   El Palacio de Minería en la ciudad de México será el inmueble testigo de lo que cargan en sus alforjas los candidatos Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Jaime Rodríguez Calderón y Margarita Zavala, pero también muchos miles de mexicanos que sin duda estarán pendientes el próximo 22 a las 8 de la noche para escuchar sus propuestas y ver por televisión su comportamiento.

   Cada uno de los candidatos manejan las cosas a su favor porque nadie se va a aplicar “el harakiri” en plena campaña, pero con los números fríos después del primer encuentro con su oferta para los mexicanos, podrán darse otras decisiones.

   Las propuestas, la libre discusión y la interacción de los candidatos a Los Pinos dará una idea a los mexicanos de por quien votar el primero de julio, y también servirá para adoptar medidas que algunos consideran impensadas en caso de que el espectro del candidato emergente sea inevitable.

   En otro orden la defensa que Carlos Slim hizo del nuevo aeropuerto en construcción de la ciudad de México y la comparación con el Canal de Panamá en importancia para el país, deja claro que el “ricote” tiene el aval de los dueños del dinero y de quienes tienen voz en las decisiones de México, por lo que gane quien gane la presidencia el primero de julio la obra va.

   No es sorpresa que el repetidor alcalde de Nuevo Laredo, diputado local y federal Horacio Garza, apoye las aspiraciones de Ramón Garza Barrios para llegar a la alcaldía con la camiseta de MORENA, pues basta recordar que Ramón fue parte importante de su equipo en las distintas responsabilidades que tuvo, y por eso hasta pudo colar a otros que lo han seguido en la planilla.

   Por cierto la tecnología está sirviendo para que muchos de los candidatos a diputados y senadores de los distintos partidos eviten encarar a los ciudadanos para pedirles el voto, y lo hacen por medio de las redes sociales, con spots en radio y televisión y algunas entrevistas en medios impresos.

   Esto hace un poco mas fría la relación con la ciudadanía y habrá que ver si los resultados a la hora de ir a las urnas es el mismo, porque no deben olvidar quienes piden el voto que es muy importante que el ciudadano perciba confianza en el solicitante, y sin conocerlo físicamente o a larga distancia será mas difícil obtenerlo porque el dueño de la decisión sabe que mas difícil será que le cumpla las promesas que haga.

bladijoch@hotmail.com

Compartir
Artículo anteriorTernurita
Artículo siguienteDebate, el sinodal