Identidad Perdida

0
411

Jorge Bladimir Joch González

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Los partidos políticos pueden ser de izquierda, de derecha, centro o moderados, etc., pero regularmente mantienen su identidad con la forma de actuar de sus militantes, y desde luego todos los partidos tienen como propósito llegar al poder.

   Y en su búsqueda muchas veces las franquicias electorales presentan diversas facetas, que en ocasiones hacen pensar a los ciudadanos que son practicantes de opiniones diferentes a las que promueven.

   Hoy en Tamaulipas ocurre algo semejante con MORENA, que presenta como candidatos a la mayoría de los cargos que estarán en disputa el primero de julio a hombres y mujeres que hace algunos meses eran priistas, panistas, perredistas y otros “istas”, lo que naturalmente lastima a los militantes de izquierda que de alguna manera asumen que MORENA lo es, y que estaban formados en la fila y haciendo labor proselitista por su causa, y sobre todo cuando no sentían la oportunidad de lograr su propósito de llegar al poder.

   Eso podría desdibujar el partido que postula a Andrés Manuel López Obrador para la presidencia de la república  y sobre todo a él que dice una cosa y hace otra, que critica y acusa de “pillos” a quienes están en el poder representando a otra franquicia, pero que “se lavan todas sus culpas” cuando entran al partido que López Obrador regentea.

   Los demás partidos “no cantan mal las rancheras”, y lastiman a sus militancias prefiriendo a quien va pasando por la banqueta sobre los que “hacen talacha” porque se sienten parte de esa franquicia, y la explicación podría ser de que no funcionan como partidos políticos sino como clubes manejados por camarillas que responden a intereses de grupos de poder muchas veces dentro de los mismos partidos.

   De tal forma que la elección del primero de julio puede traer muchas sorpresas a la ciudadanía, convirtiendo en alcaldes, diputados federales y senadores a “izquierdistas” que no lo son, “derechistas” que solo navegan con esa bandera cuando les conviene, y algunos –muy pocos por cierto- que responden verdaderamente a los postulados de los partidos que los abanderaron.

   En otro orden buena la repasada que le dio al Presidente Donald Trump el congresista de Laredo, Texas, Henry Cuellar en relación al muro y a militarizar la frontera con México, concretando que Trump no comprende que el despliegue de tropas para asegurar una frontera y la construcción de un muro de hormigón del siglo XIV son respuestas obsoletas e inadecuadas para proteger las fronteras de Estados Unidos.

   En Altamira inició la construcción del proyecto de Suministro de Petrolíferos Altamira-Bajío de la empresa Avant Energy, con una inversión inicial de 260 millones de dólares, y será la primera terminal privada del país, acto en el que estuvieron el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, y el secretario de energía Pedro Joaquín Coldwell.

   Los que ven con tristeza que no prende la campaña de José Antonio Meade, ven también el poco o nulo interés de los políticos-políticos dentro del PRI en apoyar o hacer algo por la causa, sabedores de que fueron desplazados por los tecnócratas.

   Quizá por eso no se sabe nada de Manlio, Osorio, Gamboa y muchos otros que aun cuando se les premió con un cargo-beca por tres o seis años a ellos o sus allegados, no mueven un dedo en favor del candidato presidencial que por cierto tampoco quiere que se le ligue mucho con el PRI y sobre todo con el PRI de los últimos años.

bladijoch@hotmail.com