No votaré

0
288

Daisy Verónica Herrera Medrano

Cd. Victoria, Tamaulipas.- EL PUNTO ES… Que en la elección por el cargo más importante de la nación, no votaré por quién incita al odio y al rencor.

Nuestra sociedad a nivel mundial atraviesa una crisis de valores que deriva en una descomposición social, ésta a su vez, redunda en elevados índices de violencia, pobreza, guerra y muerte.

Esta crisis solo se puede enfrentar de la mano de Dios, con amor, inteligencia, solidaridad, valores y fortaleciendo la buena cuna en cada uno de los hogares.

Uno de los grandes problemas que enfrentamos en estos días, es la enorme y creciente brecha entre ricos y pobres.

No podemos cerrar esta brecha con mensajes de odio hacia ningún lado de la balanza, ni sembrar nuestras esperanzas de mejora en un solo hombre, en un solo gobierno.

Este país -mi México lindo- necesita de la ayuda de todos, necesita que lo ayudemos con las acciones más inmediatas en nuestro entorno, necesita de mensajes y acciones de amor y de esperanza.

Quien cimienta su vida, su trabajo, sus acciones y su gobierno en sentimientos de odio, venganza y rencor, no llegará a buen puerto.

Seamos realistas: la ley del karma, la justicia divina, la ley de la atracción, la siembra y la cosecha aplican para todos y en todos lados.

No votaré por alguien que incita al odio y al rencor porque no quiero eso para mí México lindo, no quiero tener mala siembra, no quiero levantar mala cosecha.

Para mi México, no quiero más violencia, por eso no creo en las acciones motivadas por el odio ni rencor.

Para mi México, no quiero más pobreza, por eso creo en el amor hacia el necesitado, creo en el amor hacia el que más tiene y comparte su riqueza.

Para mi México, no quiero más generaciones perdidas en el vicio, en la obtención de dinero fácil, por eso creo en la buena cuna para formar vidas con amor, inteligencia y valores.

Para mi México, no quiero gente de brazos cruzados que deja toda la responsabilidad de su nación al Gobierno.

Quiero un México que sea 24/7 y 365 días al año solidario y con iniciativa, con amor a su gente, a su país y con ganas de hacer de México un lugar mejor para vivir.

No votaré por quien incita al odio y al rencor, porque nunca el odio hacia algo redundó en buenas acciones, porque nunca el rencor hacia algo generó esperanza y bienestar.

No votaré por quien tiene el corazón lleno de odio y rencor porque solo eso atraerá hacia nuestra nación.

No votaré por quien incita al odio y al rencor en un acto de compasión: no alimentaré el futuro desesperanzador de una vida motivada por el odio y el rencor.

No votaré por el odio y el rencor porque por algo debo empezar a mejorar mi nación.

COMENTARIOS:

elpuntoesdaisyherrera@hotmail.com