Propone EU zona con salario de 15 dólares por hora en México por TLCAN

0
459

Por Agencias

Ciudad de México.- Estados Unidos está dispuesto a modificar su exigencia de elevar a 85 por ciento el contenido regional y a 50 por ciento el contenido estadunidense en la industria automotriz en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a cambio de la creación de “una zona de alto salario de 15 dólares por hora”, reveló el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo. Si bien dijo para México tal zona resulta “aspiracional” e “inalcanzable en el corto plazo”, ponderó que es una propuesta más moderada que la de reglas de origen.

El funcionario aclaró que en lugar de la octava ronda de la renegociación que se esperaba realizarse esta semana en Washington, sólo se llevan a cabo reuniones técnicas entre los equipos negociadores de Estados Unidos, México y Canadá. La octava ronda, dijo, “no tenía sentido” porque la semana pasada hubo reuniones ministeriales y “la existencia de una ronda es realmente irrelevante” porque los equipos ya se encuentran trabajando “en una ronda permanente”.

Recordó que el tema del contenido regional ha sido uno de los más difíciles en la renegociación que comenzó hace casi 8 meses, pero ahora “tuvo una variante importante desde una nueva posición de Estados Unidos” que está dispuesto a cambiar su solicitud original.

“Ahora se habla de un contenido que se refiera a una zona de alto salario, salarios promedios de 15 dólares, que en México claramente no los tenemos, que es de alguna manera aspiracional para México, pero, al mismo tiempo inalcanzable en el corto plazo. Pero ya se vuelve un poquito más moderada ¿por qué? Porque ya no hablo de ese porcentaje tan alto, ya no habla de que sólo en Estados Unidos. (Eso) permite acomodar un poco mejor el objetivo”, detalló Guajardo en una entrevista por televisión.

No obstante, advirtió que “el diablo está en el detalle” y se debe analizar dicha propuesta que apenas presentó Estados Unidos para determinar qué más exige en temas como las autopartes o la integración de un motor, además de que tiene que negociarla con cada empresa automotriz que opera en su territorio como Ford, General Motors o Chrysler, lo cual causa sorpresa en el equipo mexicano.

SIN ACUERDO PARA CUMBRE  DE LAS AMÉRICAS

El secretario confirmó que por falta de flexibilidad y tiempo, México, Estados Unidos y Canadá no podrán presentar en la octava Cumbre de las Américas que se llevará a cabo esta semana en Lima, Perú, “un acuerdo en principio” sobre la renegociación del TLCAN, como se esperaba.

Incluso consideró que “de alguna manera” en ello “ayudó” el mensaje que el presidente Enrique Peña Nieto lanzó a su homólogo estadunidense, Donald Trump, sobre el envío de la Guardia Nacional a la frontera “porque no había condiciones tan rápidas como para llegar a Lima con una conclusión definitiva” pues faltaba mucho trabajo y flexibilidad de las partes.

Además, puntualizó que “en la negociación hemos entendido de que este es un trabajo que tiene que seguir adelante, independientemente de las condiciones paralelas, porque no puedes parar este proceso, o sea nosotros estamos trabajando”.

Rechazó que el mensaje presidencial haya afectado la renegociación: “Si hay un reproche no va a ser por la vía comercial, o sea yo soy el responsable de la negociación comercial del acuerdo, generalmente cuando hay cosas que se dicen y que un poco cambian las cosas pues las asimilamos en su contexto”. Igual sucedió cuando se dijo que con el TLCAN se pagaría el muro fronterizo y “yo ahí si le digo a Lighthizer: “¿Qué onda?, pues esto no lo hemos discutido aquí, ni es parte de esta negociación”.

El funcionario previó que dicho “acuerdo en principio” y que, aseguró, vendrá acompañado de otros temas negociados por la cancillería, como el migratorio, tiene una “altísima probabilidad de firmarse, de un 80 por ciento” porque “respiraría” un mes más para lograrse, pero insistió que dependerá mucho de la flexibilidad.

Cuando se le preguntó si todavía existe el riesgo de que se caiga la negociación dijo: “En este ambiente que estamos viviendo todos los días, tú no puedes asegurar absolutamente nada, porque hay un factor impredecible que es un poco la del diseño de política pública que ahora inicia a las seis de la mañana a partir de uno pensamiento (sic) inspirado en los medios y luego después se tiene que ir, implementando por los que hacen política pública”, en alusión a los tuits de Trump. Al mismo tiempo, ponderó que Lighthizer sí es escuchado por Trump y eso ha ayudado en la negociación.

De aprobarse ese acuerdo en principio, dijo, generará “un buen ambiente (en los mercados de México) y sí pudiera tener un efecto (positivo) en el tipo de cambio”.

Reiteró que debe “amarrarse a más tardar para la primera semana de mayo” porque es el plazo que tiene la autoridad de promoción comercial de Estados Unidos para negociar con el Congreso actual, porque si no, tendría que aprobarlo el siguiente, que será renovado con las elecciones de noviembre y con riesgo de que pierda el Partido Republicano de Trump, lo cual cambiará radicalmente la negociación. Por eso en el gobierno de Trump, dijo, hay “urgencia” por negociar pero “también tiene que haber flexibilidad”.

Guajardo también mencionó que el conflicto comercial que tienen actualmente Estados Unidos y China afectará a México e incluso advirtió a su “colega negociador” que con la imposición de aranceles a productos electrónicos “vamos a terminar teniendo un déficit más grande”. (La Jornada).